90% de mujeres accede a créditos de desarrollo

- 08 de junio de 2019 - 00:00
Los pequeños negocios también incluyen la elaboración de artesanía y manualidades que son expuestas en ferias organizadas por el MIES.
Foto: Elizabeth Maggi / EL TELÉGRAFO

En la provincia de Chimborazo fueron capacitadas 50 campesinas en la forma de invertir, hacer funcionar y crecer pequeños emprendimientos.

Un grupo de 50 mujeres de distintas comunidades de la provincia de Chimborazo fueron capacitadas sobre los beneficios de obtener el Crédito de Desarrollo Humano.

Este consiste en recibir por adelantado los $ 50 del Bono de Desarrollo Humano. Es decir, las personas que presentan un emprendimiento y se asocian obtienen $ 1.200 (dos años de bono), mientras que si lo hacen de forma personal reciben $ 600 (un año de bono).

Para muchos de los presentes en la capacitación esta es la primera vez que acceden a este beneficio por lo que acudieron para despejar dudas; ese es el caso de Lorena Jarrín, de la comunidad Chazo, del cantón Guano.

Jarrín es madre soltera y, según el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES),  vive en extrema pobreza. Diariamente trabaja más de 8 horas en el campo a cambio de $ 10, que los utiliza para pagar la renta de un pequeño cuarto en el que vive con sus tres hijos.

“Me sugirieron que ingrese a una asociación de lecheros y por eso he venido. Necesito criar a mis hijos y si tengo que trabajar más no tengo problema; quiero invertir bien”, señaló la mujer.

Mientras que otras personas acudieron hasta el MIES para ser tomadas en cuenta por segunda ocasión. Ese es el caso de Marcela Guamán, quien invirtió la primera vez en adquirir pollos y cuyes para la venta.

“Me fue bien; vendo los pollos pelados en los mercados. Ahora vengo porque quiero ampliar el negocio y espero pronto dejar el Bono, porque estoy mejorando económicamente”, indicó.

En Chimborazo, 40.000 personas son beneficiarias tanto del Bono de Desarrollo Humano como de pensiones como la Joaquín Gallegos Lara. De esta cifra, 2.500 recibieron el crédito en 2018 y el 90% de beneficiarias son mujeres.

Ese 90% de mujeres ha invertido en producción lechera, artesanías y agricultura; la mayoría obtiene de sus vacas más de 12 litros de leche diarios, los que son comercializados en su propio territorio. Ahora planifican elaborar quesos y manjares para vender en los mercados.

“Buscamos la independencia económica de la mujer y realmente ha funcionado. Los emprendimientos son guiados por las mujeres. Ahora esperamos apoyarles más para que puedan ingresar en nuevos créditos otorgados por otras instituciones”, dijo Lupe Ruiz, directora distrital del MIES. (I)   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: