La tercera edad se acerca a las laptops y smartphones

- 25 de marzo de 2019 - 00:00
QUITO.- Los jóvenes tutores no quitan su atención de los alumnos de la tercera edad. Estos aprecian la paciencia de los chicos para enseñar.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Los estudiantes de la Politécnica Nacional se transforman en los profesores de los adultos mayores. El colectivo, que regresa a las aulas tras tres décadas, envía sus primeros e-mails.

Cada mañana llegan puntualmente a sus clases y con entusiasmo saludan a sus compañeros y tutores. Esa es la alegría que en cada jornada demuestran los 50 adultos mayores que son parte del proyecto “Alfabetización digital”, impulsado por la Escuela Politécnica Nacional (EPN), de Quito.

Durante dos semanas, los nuevos estudiantes, quienes regresan después de tres décadas a las aulas, se capacitan en el manejo de la tecnología a través del computador y el teléfono celular.

Esta iniciativa, que ya va por su sexta edición, se ejecuta en los laboratorios de la Facultad de Ingeniería de Sistemas de la Politécnica Nacional.

Los estudiantes del último semestre de la carrera se convierten en los pacientes y amorosos maestros que cada adulto requiere para comprender el curso.

Con mucho respeto y cariño traducen de forma sencilla lo que el instructor de forma general enseña a toda la clase. Ellos están pendientes de lo que sus alumnos no entienden y con tranquilidad les repiten las indicaciones hasta que la idea es captada.

“Son un amor”, repiten los cursantes. Las damas, principalmente, expresan la felicidad que sienten al contar con maestros que les ayudan a conocer de informática.

Ese es el caso de Marianela Narváez, de 57 años, quien se enteró del curso a través de sus excompañeras del área de limpieza que aún laboran en la EPN.

“Apenas me enteré pensé  que esta era mi oportunidad para aprender y así lo hago. Me siento muy emocionada y agradecida por la ayuda que nos dan estos chicos, ya que tienen paciencia para enseñarnos”.

En los siete días que lleva en el curso aprendió a escribir una carta y a redactar en word. Su siguiente desafío es crearse un correo electrónico, pero al momento le parece complicado. Su dominio será parte de la prueba que rendirá para poder graduarse.

A esa ceremonia, cada alumno podrá llevar a uno o más familiares. En el caso de Marianela, asistirá con su hijo Mauricio, el segundo de los 4 que procreó. La proximidad de ese momento la llena de emoción y sus ojos se vuelven cristalinos. “Me voy a sentir muy feliz por hacer algo que me servirá siempre”.

Ese sentir lo comparte Blanca Hidalgo, quien con 76 años está fascinada por la ayuda que recibe. “Puedo escribir en la ‘compu’ y aunque a ratos se me olvida lo que me indican estudiaré para pasar el examen e incorporarme”.

Para José Pesantes, de 63 años, el desafío es doble, pues hace tres décadas perdió su mano izquierda por utilizar pólvora para pescar en la vía a Santo Domingo de los Tsáchilas. Pero eso no fue impedimento y con el oficio de carpintero mantuvo a su familia. Y aunque hoy lo ha dejado, no lo olvida. Su prioridad del día es la tecnología.

En las clases le enseñaron cómo promover sus productos o venderlos. “La memoria a ratos me traiciona porque hace tiempo que no estudio, por eso cuando llego a casa trato de repasar lo aprendido”.

La emoción de los adultos la experimentan también los chicos instructores, como Álex Ulloa, quien se emociona al hablar de todo lo alcanzado con los abuelitos. “Esta experiencia es única para entender que siempre hay una oportunidad para aprender y que todos tenemos algo que enseñar”. (I)

ALFABETIZACIÓN
Modernidad digital
Este programa de inclusión digital es liderado por el docente Marco Santorum y parte de la vinculación con la sociedad que realiza la EPN. Las clases incluyen elementos básicos del computador, manejo de redes sociales y Skype.   

1 tutor por cada alumno oferta el programa que además entrega un diploma con todas las  certificaciones de la Politécnica.  

Finanzas personales
El curso incluye un módulo de finanzas personales y el manejo de reclamos al Servicio de Rentas Internas (SRI).   

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: