En un libro digital los comuneros relatan sus tradiciones con imágenes

- 22 de septiembre de 2019 - 09:03
Tres comuneros y dos alumnos durante el evento de presentación del fotolibro.
Karly Torres | et

Los pobladores de Valdivia y Dos Mangas, en Santa Elena, se propusieron capturar con la cámara lo que significa para ellos habitar en esos territorios. En las fotografías se reflejan sus costumbres, la flora y fauna de la zona costera.

“Memorias de la Playa”  es el nombre del libro digital con el que habitantes de las comunas Valdivia y Dos Mangas, de la provincia de Santa Elena, presentaron parte de sus tradiciones, a través de gráficas captadas por ellos.

El fotolibro nació como un proyecto de aplicación profesional de cuatro alumnos de la Universidad Casa Grande  que buscan rescatar las culturas y costumbres de las comunas de la Costa.

El plan empezó con capacitaciones que los estudiantes Stephanie Iperti, María Sol Rosero, Josemaría Gutiérrez, y Diego Cortez impartieron a  21 comuneros en temas sobre medios digitales, fotografía y manejo de redes sociales.

Los comuneros de Valdivia y Dos Mangas se propusieron contar con imágenes, lo que significa para ellos su comuna mediante piezas fotográficas, invitando a que otros conozcan sus costumbres, la flora y fauna.

María Sol explicó que el proyecto busca que los pobladores utilicen los medios digitales y la tecnología para que preserven sus saberes ancestrales y mostrar que sus comunas no son solo playas.

“Son tradiciones que no han perdido porque las transmiten a las siguientes generaciones, pero que fuera de sus territorios pocos conocen. Por ejemplo, actividades como la confección de  sombreros de paja toquilla, sus formas de pesca y de cultivar la tierra”.

Al inicio del proyecto los estudiantes elaboraron una investigación que confirmó la necesidad que tenía la población de saber utilizar los medios digitales y aprovecharlos como una herramienta para darse a conocer.

“En tres fines de semana les dimos clases de estrategia digital,  foto y video, edición de foto y video, y de cómo generar un ingreso económico a través de sus publicaciones. Al final les pedimos que ellos elijan cómo quieren mostrar sus saberes ancestrales y eligieron la fotografía”.

Anabelisa González (28 años), habitante de Dos Mangas llegó a la presentación del fotolibro la noche del pasado 12 de septiembre. Se mostró maravillada con la experiencia y dijo que fue producto de un intercambio de conocimientos. El de ellos sobre su comuna y el de los estudiantes con su formación profesional.

El objetivo es que los comuneros den a conocer su cultura ancestral para fomentar el turismo. “Ya estamos difundiendo a través de las redes sociales con las herramientas que nos proporcionaron los alumnos. Ahora debemos mantenernos unidos y sacar adelante el proyecto”.

Anabelisa está orgullosa de haber aprendido a tomar las imágenes de lo que querían dar a conocer y destaca que en la parte principal del libro vayan las artesanías en paja toquilla.

“Lo que tratamos de plasmar en este libro virtual es cada una de las etapas de la comunidad. No solo artesanías, sino también recorridos de los guías nativos del bosque tropical húmedo de la cordillera Chongón-Colonche que recibieron capacitación”.

Uno de ellos es Juan Suárez (62 años), quien conoce la historia de ese ecosistema  de memoria y se siente feliz de haberse r capacitado.

“Estoy muy feliz de participar en el proyecto porque me permite tener mayor conocimiento. En mi caso tengo fotos del bosque y las actividades turísticas”.

María Sol indicó que el aprendizaje les deja a los comuneros la posibilidad de generar ingresos.  (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo