Ecuador, 28 de Enero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Los artículos se reciben en Cancillería

Una tonelada de productos irán para Palestina

Las donaciones se reciben en las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores, en todo el país. La ciudadanía entrega ropas y víveres. Foto: Marco Salgado.
Las donaciones se reciben en las oficinas del Ministerio de Relaciones Exteriores, en todo el país. La ciudadanía entrega ropas y víveres. Foto: Marco Salgado.
12 de agosto de 2014 - 00:00 - Redacción Actualidad

“Que viva Palestina, abajo el sionismo”, gritó ayer Mélida Jumbo en las oficinas de la Cancillería en Quito. La mujer llegó con dos fundas de ropa y víveres para entregar a los voluntarios, que desde el domingo recogen productos en el marco de las jornadas de ayuda humanitaria que emprendió el gobierno a favor de los damnificados palestinos por el conflicto en la Franja de Gaza.

Entre lágrimas, la mujer manifestó que es el “momento de ser solidarios con el pueblo palestino”. Dijo que siente el dolor de una madre al ver cómo “mueren civiles inocentes, sobre todo niños. Están atacando a un pueblo indefenso por culpa del sionismo criminal”.

Olga Mosquera compartió el criterio. “Debemos ser solidarios, Palestina está pasando por un momento terrible, uno no puede comer un día, dos días y no pasa nada, pero ellos están en esta situación por meses; si podemos ayudar, de lo poco que tenemos, hay que hacerlo, deberíamos ser un país más generoso”, decía la mujer mientras entregaba pantalones y blusas.

Un grupo de 7 voluntarios se encarga de clasificar los productos. Devuelven a los donantes víveres sin fecha de caducidad, blusas escotadas o transparentes, así como camisetas con símbolos como la cruz, que no enviarán.

A Juan Carlos Rojas, uno de los voluntarios, le motiva la colecta “por las necesidades humanas que hay en la Franja de Gaza”.

Según Rojas, solo en Quito han recolectado hasta el momento una tonelada entre ropa y víveres. Estima que tienen 400 kilos de ropa y 1.000 kilos de alimentos. Pidió a la ciudadanía que apoye con carpas en buen estado.

Detalló que no reciben medicinas, tampoco quintales de arroz porque necesitan enviar los alimentos con fecha de caducidad.

Jénnifer Jácome (19 años) es otra voluntaria. Al mirar las imágenes del conflicto en la Franja de Gaza, siente dolor. “No tienen casa, comida, es muy dolorosa la situación”, dijo mientras revisaba que las prendas se encontraran en buen estado.

Para Marcela Arcos (21 años) “la labor es importante, es una ayuda, sabes que esa prenda la va a usar alguien que la necesita”. David Rubio (21 años) considera “que en la vida, todo lo que das, recibes”.

La ciudadanía puede entregar hasta el 25 de agosto alimentos secos no perecibles, así como enlatados con fecha de caducidad de al menos 6 meses, además de ropa y carpas nuevas. Los productos se enviarán a Palestina.

Patricia Serrano se sumó a la ayuda. “Es un granito de arena para quienes ahora están sufriendo”.

Para Juan Carlos Rojas, es doloroso observar “tanta muerte, tanta injusticia, uno tiene que ser solidario con las personas que más lo necesitan”.

César Yánez piensa que el conflicto es “político” y no religioso. Cree que en Palestina se vive un “genocidio producto del sionismo”.

Quienes quieran sumarse a esta causa pueden hacerlo en las oficinas de la Cancillería en todo el país, de 08:30 a 18:30.

Contenido externo patrocinado