Ecuador, 28 de Enero de 2023
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El embajador palestino dijo que está en deuda con ecuador

El apoyo ecuatoriano a Gaza llegará por Egipto (Galería)

El MIES donó 1.049 pares de zapatos y la Vicepresidencia una tonelada de ropa  y 324 colchones.  Foto: John Guevara.
El MIES donó 1.049 pares de zapatos y la Vicepresidencia una tonelada de ropa y 324 colchones. Foto: John Guevara.
28 de agosto de 2014 - 00:00 - Redacción Actualidad

“Estamos en deuda de hermano a hermano”, dijo ayer el embajador de Palestina en Ecuador, Hani Remawi, al canciller Ricardo Patiño, al recibir 20 toneladas de ropa, alimentos, carpas y medicinas, gracias a la campaña ‘Ecuador con Palestina’.

El gobierno ecuatoriano enviará en los próximos días los aportes hasta el aeropuerto de El Cairo (Egipto), y desde allí, en coordinación con la Autoridad Nacional Palestina y la Media Luna Roja, se trasladará la ayuda en un convoy hasta Palestina.

El Ministro detalló que la colaboración ecuatoriana llegará mediante la cooperación egipcia, al paso de Rafá (frontera con Gaza) para ser introducida y distribuida por el gobierno palestino en el territorio de su control. “Cada hora que transcurre sin bombas es una victoria porque consolida la tregua”, dijo Patiño, quien comprometió el apoyo ecuatoriano en las tareas de reconstrucción.

“Veamos si ahora el mundo responde a los palestinos en la tarea de levantarse nuevamente sobre las ruinas de Gaza”, afirmó el funcionario de Estado.

Para Patiño, la ayuda ecuatoriana duplicó las expectativas. “Fue una sociedad conmovida y movilizada ante los hechos dramáticos, gravísimos, que hemos tenido que vivir en los últimos meses”.

Agradeció el aporte ciudadano y dijo que en la Franja de Gaza, ahora, “tras 50 días de horror se está respetando una tregua política y no exclusivamente humanitaria”.

Patiño calificó como alto el precio que el pueblo palestino pagó para “reivindicar su mera supervivencia”. Recordó que como parte del conflicto murieron 2.143 palestinos, entre ellos 490 niños. Además 11.500 personas quedaron heridas y mutiladas.

A su criterio, “es difícil creer que alguien ha ganado algo, porque ¿acaso Israel puede decir ahora que es un Estado más seguro que antes, luego de esta operación?”.

Según Patiño, Israel no entiende que “cada obra que han reventado civil y militarmente, cada vida que han segado, no ha hecho nada más que engendrar más dolor y rencor en nuevas generaciones de palestinos, que no conocen otra cosa más que el gueto al que han sido reducidos. Al final, toda esta sangre ¿para qué?”, concluyó el canciller.

Contenido externo patrocinado