Ley de Hidrocarburos cambió mapa de los bloques petroleros

15 de octubre de 2011 00:00

Con la colaboración del Instituto Geográfico Militar (IGM) y del Instituto Oceanográfico de la Armada del Ecuador (Inocar), la Secretaría de Hidrocarburos, entidad adscrita al Ministerio de Recursos Naturales No Renovables, presentó el nuevo mapa petrolero del Ecuador.

La demarcación se realizó sobre la base del artículo 20 de la nueva Ley de Hidrocarburos, que establece que los campos petroleros de la Amazonía no podrán exceder  las 200 mil hectáreas y los de la Costa  las 400 mil.

La institución suministró toda la información para el catastro. Además, se incorporó al mapa el bloque 3 Jambelí, ubicado en el Golfo de Guayaquil.

El 3 de octubre pasado, la Secretaría suscribió el contrato de prestación de los servicios de exploración y explotación con la empresa chilena ENAP.

La estatal de Chile tiene previsto invertir 45 millones de dólares en las 400 mil hectáreas de extensión que tiene este campo.

El bloque 15, que anteriormente estuvo a cargo de la empresa Occidental, más conocida como Oxy, también fue observado y por  motivos de superficie fue dividido. Una parte se quedó como bloque 15 o Indillana y la otra fue nominada como bloque 12 o  Edén-Yuturi.

Los dos campos poseen ahora una superficie de 200 mil hectáreas cada uno, por estar ubicados entre las provincias amazónicas de  Sucumbíos y Orellana.

A más de encargarse de la suscripción -a nombre del Estado ecuatoriano- de los contratos de exploración y explotación, previo a la  adjudicación de parte del Ministerio sectorial, la Secretaría administra el patrimonio hidrocarburífero del país, cuya producción alcanza los 500 mil barriles por día.

Para cumplir con este objetivo, realiza un estudio geológico y geofísico que le permite determinar las reservas y promocionar los bloques a través de las rondas de negociación petrolera.

Según Ramiro Cazar, secretario de Hidrocarburos, este esquema le ha permitido trabajar en frentes bien definidos.

La negociación de los contratos de participación por los de prestación de servicios fue una de esas estrategias. En enero se suscribieron 14 convenios.

A través de la décima ronda de negociación de contratos se puso a consideración los campos marginales Armadillo, Chanangue, Charapa, Eno-Ron, Ocano-Peña Blanca y Singue, ubicados en las provincias de Sucumbíos y Orellana. Su aporte a la producción nacional oscila entre 10.000 y 15.000 barriles diarios. Las reservas remanentes totales son de 35 millones de barriles.

El proceso de licitación inició en junio y al momento un comité de calificación y evaluación revisa el sobre número 1 relacionado con las ofertas de las empresas.

Cazar dijo que espera conocer la próxima semana los resultados.

“Con el informe del comité veremos qué compañías han calificado y solo con estas se abrirá el sobre 2, referente a la parte económica. Solo con aquellas compañías que presentaron una sola oferta se negocia”, precisó el funcionario.

Trascendió que el campo Armadillo tuvo tres ofertas; Charapa ninguna; Ocano-Peña Blanca, dos; y los bloques Chanangue,  Eno-Ron y Singue una sola. Se prevé que los tres últimos serán negociados por un comité especial.

Preparan nueva ronda

El Gobierno ya prepara la undécima ronda de negociaciones. Tentativamente 21 bloques serán licitados y se  estima una inversión  de 1.300 millones de dólares para una exploración mínima de tres años.

Se conoció de fuentes oficiales que se han efectuado acercamientos con 12 empresas estatales extranjeras, las mismas que deben demostrar -hasta el 20 de octubre- su interés máximo en 2 de los 7 bloques previstos.

Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado