Gregorio Navarrete convierte las llantas usadas en objetos para el hogar

- 30 de mayo de 2018 - 00:00
Este artesano le da forma al material que puede ser desechado. Sus creaciones son adquiridas por turistas nacionales y extranjeros.
Fotos: Agencia ANDES

En su vulcanizadora, ubicada en la vía principal del cantón Palestina, provincia de Guayas, un hombre cambia, parcha y pone aire a los neumáticos. Un día tuvo una gran idea que se convirtió en arte y en un ingreso extra.

Hace dos años Gregorio Navarrete decidió contribuir con el medio ambiente.

El objetivo era evitar que las llantas de camiones, autos o camionetas que ya no servían fueran quemadas y buscó la manera de darles un nuevo uso.

En su vulcanizadora ubicada en la vía principal del cantón Palestina, en la provincia de Guayas, don Gregorio se gana la vida cambiando, parchando e inflando con aire las llantas de camiones y autos que lo necesiten.

Alfombras para baldes de camionetas, asientos y maceteros son los objetos que más demanda tienen. Los clientes los buscan porque son resistentes.Alfombras para baldes de camionetas, asientos y maceteros son los objetos que más demanda tienen. Los clientes los buscan porque son resistentes.

Un día tuvo una gran idea que le ha servido mucho no solo para reciclar sino también para demostrar su arte y ganarse unos dólares extra.   

“Cuando vi la gran humareda que hacían las llantas quemadas se me ocurrió darles un mejor uso y de esa forma evitar la emisión de ese humo negro que nos hace daño”.

Fue entonces cuando con cuchillo en mano empezó a cortar unas llantas que tenía almacenadas. “Entre corte y corte le fui buscando la forma hasta que me salió un bonito macetero para flores”, comenta este artista autodidacta para quien las únicas herramientas son un cuchillo, un taladro, una pulidora y un compresor.

Tiempo y dedicación
Dependiendo de la complejidad de los acabados una obra puede tardar entre tres y ocho horas. Produce una gran variedad de adornos, desde jarrones y muebles, hasta pájaros para plantas colgantes, adornos para parques infantiles y muchos otros objetos. Todo lo que la imaginación le permite crear.

Todas las obras que realiza Navarrete son muy duraderas, ya que están fabricadas con llantas usadas y algunas llevan platinas y pernos.

Todas las obras que realiza Navarrete son muy duraderas, ya que están fabricadas con llantas usadas y algunas llevan platinas y pernos.

A todo alcance
Los precios de sus trabajos son asequibles. Van desde los $ 3 hasta los $ 35. “Dejo barato para que la gente se anime y me ayude”.

Señala que a pesar de esto “muchos vienen, observan, dicen que todo está muy bonito, pero se van. Piensan que son cosas caras, cuando lo único que les pido es que me ayuden comprando y eso me da ánimo para seguir adelante”.

Animales de coloridos acabados como caballos y vacas, además de varios juegos para niños llaman la atención en el parque del cantón, donde más de uno aprecia el arte de las llantas recicladas.

Muchas personas quedan asombradas por la calidad que tienen. “Nunca pensé que pudieran hacerse estos lindos adornos con un poco de ruedas viejas; tiene mucha habilidad”, asegura doña Ney Zambrano, moradora del sector.

Gregorio también realiza trabajos que pueden usarse en huertos, escuelas, jardines de casas, mobiliarios para interiores y exteriores. “Lo bueno es que son muy duraderos, aguantan el maltrato y los puedes pintar para que se vean muy alegres”.

Cuando los clientes regresan en busca de otro adorno o llegan a pedirle un trabajo personalizado decide seguir adelante. “Es muy gratificante, se siente bien”, asegura este artesano que combina su profesión con la pasión de tallar neumáticos. (I)

Su trabajo también sirve para adornar los parques. Para darle color a sus obras de arte necesita de mucha concentración y precisión.Su trabajo también sirve para adornar los parques. Para darle color a sus obras de arte necesita de mucha concentración y precisión.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: