El Municipio de Durán quiere la competencia de la Terminal Terrestre

- 15 de marzo de 2018 - 00:00
Las vías de acceso a la estación son una de las áreas más afectadas por la falta de mantenimiento en la terminal de pasajeros del cantón guayasense.
Foto}: Karly Torres / El Telégrafo

La infraestructura y los servicios de la Terminal Terrestre Luis Vicente Rodas Toral, inaugurada en 2012, están en mal estado.

La dependencia, ubicada en el km 3,5 de la avenida Nicolás Lapentti, junto al centro comercial Durán Outlet, fue construida en un área de 17.708,36 m² con paraderos para autobuses, 65 estacionamientos particulares y taxis, áreas que también están deterioradas.

Ante esta situación el Municipio de Durán solicitó la administración del complejo de transportación a la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE). Esta entidad junto con personal de la Empresa de Movilidad y Tránsito de Durán (EMOT) realizaron una inspección del lugar.

En el complejo, que costó $ 2’900.000, trabajan 40 cooperativas de transporte.

La alcaldesa del cantón, Alexandra Arce, expresó su interés por mejorar la infraestructura y los servicios de la Terminal, por lo que exigió se agilicen los procesos de entrega de la competencia con los recursos necesarios para efectuar la intervención respectiva.

El gobernador José Francisco Cevallos recorrió ayer las instalaciones y concordó con Arce en que la estación requiere una intervención inmediata.

Ginna Macías, gerente General de la EMOT, Durán, indicó que tras el análisis se estableció que los puntos críticos son los baños y los accesos para los buses.

Macías agregó que espera que el traspaso de la Terminal Terrestre se complete a finales de abril.

La Alcaldía también trabaja en la construcción de un Centro de Revisión Técnica Vehicular, donde se ofertarán controles mecánicos, de emisiones y de matriculaciones para carros del cantón.

Estas instalaciones están ubicadas en el km 5½ de la vía Durán–Yaguachi (detrás de la Feria Ganadera); cuenta con el 70% de avance en la construcción. El centro atenderá un promedio anual de 90.000 vehículos livianos y funcionará a mediados de 2018, según los funcionarios.

La empresa Applus invirtió en la obra más de $ 1’000.000. Con esto el Municipio optimizaría la movilidad y seguridad vial. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: