Durán necesitará 6 años para tener agua en el 100%

- 26 de enero de 2019 - 00:00
En 2016, el Cabildo inició la repotenciación de los pozos El Chobo (Milagro), de donde se obtiene el líquido.
Foto: José Morán / El Telégrafo

El Municipio ha culminado solo la primera de tres fases previstas para dotar del servicio a 500.000 habitantes. El cantón guayasense tendría cobertura total luego de 2024.

De las quejas se pasó a las protestas y plantones. Los habitantes del cantón Durán han manifestado pública y reiteradamente su disconformidad por la deficiente distribución del agua potable.

Fue el ofrecimiento principal de la administración de la alcaldesa Alexandra Arce: Que toda la población cuente con el servicio 24/7. Pero tras cinco años, la promesa queda inconclusa.

Arce admite, con algo de frustración, que el tiempo no le alcanzó. Sin embargo, puntualiza que no se debió a la falta de voluntad de la Alcaldía, sino a la suma de pendientes que quedaron de sus antecesores.

En declaraciones para Diario EL TELÉGRAFO, la actual autoridad comentó que el crecimiento desordenado que tuvo el cantón desde 2000 y la antigüedad de las tuberías que traen el líquido desde Milagro complicaron la meta planteada.

Para 2014, Durán alcanzó una densidad poblacional de casi medio millón de habitantes. La cantidad de agua que llega desde los pozos de El Chobo es de entre 1.500 a 1.800 metros cúbicos por hora (m³/h). Un promedio de 1.650 m³/h.

Para que el servicio sea óptimo se requiere una distribución mínima de 4.000 m³ por hora. Alcanzar esa meta, aseguró Arce, es algo que requiere más de una década de gestiones y obras; es decir, -a su juicio- la meta se cumpliría luego de 2024.

Actualmente se culminó la primera de tres fases que el Cabildo prevé necesarias para que todo el cantón cuente con redes de distribución de agua potable.

La primera etapa incluyó el cambio de 43 kilómetros (km) de tubería desde El Chobo hasta Durán. Los ductos antiguos eran de asbesto y fueron reemplazados por tubos de hierro dúctil. También se construyeron tres reservorios con una capacidad total de 22.000 m³ y se repotenciaron cinco pozos en El Chobo. Sin embargo, “todo esto no nos garantiza toda el agua que necesitamos”, aclaró Arce.

Tras cinco años de gestión, solo el 50% de la población tiene redes domiciliarias. Los 1.500 m³ que se reciben desde Milagro deben repartirse entre los usuarios conectados a la red y aquellos que reciben el líquido mediante tanqueros.

La segunda fase del proyecto ya está en ejecución, de acuerdo con Arce. “Nos aprobaron la explotación de cuatro pozos más en los predios del Ingenio Valdez, mediante comodato”, afirmó.

Aun con esto, y la respectiva construcción de redes de distribución, se alcanzaría los 3.000 m³/h, es decir, 1.000 m³ por debajo de lo que el cantón requiere.

Por ello, la última fase será la construcción de una planta potabilizadora que captaría el líquido desde el río Guayas. Lo que queda pendiente, una vez que terminen los estudios, será su ubicación. No obstante, estos trabajos serán tarea de la futura administración municipal. (I)

La alcaldesa de Durán, Alexandra Arce, informó de las gestiones realizadas para el inicio de la segunda fase del proyecto de agua potable.La alcaldesa de Durán, Alexandra Arce, informó de las gestiones realizadas para el inicio de la segunda fase del proyecto de agua potable. Foto: Karly Torres / El Telégrafo

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: