El enlace entre Guayaquil y la Santay toma forma

03 de junio de 2013 - 00:00

En el sur de la ciudad, en la intersección de las calles Eloy Alfaro y El Oro, ya se observa la instalación de los pilotes que sostendrán el paso peatonal que, en este año, unirá a Guayaquil con la isla Santay.
La construcción del viaducto avanza con la colocación de las primeras losas, que están en la ribera del río Guayas y que formarán parte del trayecto de los peatones y los ciclistas.
Sobre la ría hay una veintena de pilotes que, en la mitad del tramo, dejarán un espacio para permitir que circulen las embarcaciones. Esto se dará porque será un puente basculante que se elevará para facilitar el tráfico fluvial.

En enero de este año, una grúa gigante, que estaba sobre una barcaza, empezó a remover y recoger los restos de lo que era un viejo muelle de cemento.

Aquellos trabajos eran parte de la limpieza que se realizó en la zona que actualmente se edifica la obra impulsada por el Gobierno Central.

La obra, que está a cargo de la constructora Bueno y Castro Ingenieros Asociados Cía., debe ser concluida en el plazo de 12 meses, contados desde el pasado 15 de noviembre. “La fecha de la entrega es improrrogable”, indicó entonces Ángel Cueva, administrador del contrato del Instituto de Contratación de Obras (ICO), entidad estatal.

De acuerdo con los datos proporcionados por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), el paso peatonal contará con más de 800 metros de longitud y cuatro metros de ancho.

El viaducto se enmarca en el proyecto denominado “Guayaquil Ecológico”, en el que participan el Ministerio del Ambiente (MAE) y el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi). El plan, además, incluye otro paso que conecta a la isla Santay con Durán (en la ciudadela Abel Gilbert).

En el sur de la ciudad, los pilotes lucen una cubierta metálica y, posteriormente, se colocará una losa sobre estos.

La idea del proyecto, según ambas carteras de Estado, es recuperar en la ciudad aquellas zonas de protección, áreas de manglar y pulmones del cantón que anteriormente no fueron explotados.

La propuesta “Guayaquil Ecológico” contempla circuitos en la isla para que los peatones y ciclistas puedan caminar o manejar sus vehículos. Habrá dos circuitos: uno inicial que unirá a los dos puentes y el otro que dará la vuelta a la Santay. El monto de la obra, que está junto a la Empresa Molinera, asciende a $ 14’269.825.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: