La prioridad de Macas es mejorar la vialidad

- 25 de abril de 2019 - 00:00
La ciudad ha crecido y requiere mayor atención, según sus autoridades municipales. El aeropuerto está enclavado en el centro mismo de la ciudad.
Fotos: Fernando Machado / EL TELÉGRAFO

El alcalde electo de esa ciudad amazónica, Franklin Galarza, se queja de que la provincia siempre esté en emergencia debido a los daños en las vías.

La vialidad y la falta de comunicación aérea son los temas que inquietan a la nueva administración municipal de Macas, capital de la provincia de Morona Santiago.

Para el alcalde electo Franklin Galarza, la mayor preocupación de la ciudadanía es la falta de buenas carreteras que permitan una conexión rápida con el sur del país y también con las propias comunidades de la provincia.

Llegar a Macas desde Cuenca resulta complicado, ya que la ruta Gualaceo-Limón está en proceso de reconstrucción y la Guarumales-Méndez tiene deslizamientos constantes. Mientras que la vía Sígsig-Chiguinda-Gualaquiza aún no es reconstruida.

“Este es un tema muy complicado”, comenta Galarza, quien reprocha que la provincia casi siempre viva en emergencia, ya que las obras viales han sido postergadas o porque los contratos no se cumplen de acuerdo a lo planificado.

“El estado de las vías de nuestras parroquias también es preocupante, parecen ríos secos”, confiesa el flamante funcionario que se posesionará en mayo. Considera prioritario trabajar con la Prefectura, el Ministerio de Transporte y Obras Públicas y con los gobiernos parroquiales para mejorar la vialidad en las zonas rurales. “Hay comunidades donde no se puede llegar, hay puentes caídos y vías en estado deplorable”, insiste.

En cuanto a las comunicaciones aéreas, Galarza explica que existe un aeropuerto que hace años fue considerado estratégico (1995); sin embargo,  “hoy no hay vuelos nacionales, no existen vuelos a Cuenca y los internos se han reducido”, cuestiona. Sectores ciudadanos de la urbe amazónica han pedido la reubicación del aeropuerto y el alcalde electo afirma que con los estudios reglamentarios apoyará la propuesta. “Un aeropuerto como el que tenemos cuesta alrededor de $ 30 millones”, señala.

“En mi administración aspiro a que concluyan los estudios para que el mismo vaya a otro sitio, ya que el actual está en el centro de la ciudad”, acota. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: