Modalidad abierta y en casa, dos nuevos desafíos en la educación

20 de agosto de 2020 18:15

Son nuevas opciones que permitirán a las instituciones educativas - de manera opcional de acuerdo a sus recursos y necesidades- ampliar su oferta, asegurando el acceso y continuidad del proceso educativo.

Lo importante aquí, según Vladimir Vásconez, director nacional de Educación Inicial y Básica del Ministerio de Educación, es diferenciarlas entre sí para seleccionar la modalidad que se adapte a la realidad del estudiante y la situación económica en casa.

Con la modalidad de educación abierta se considera el uso de herramientas virtuales y en línea, va enfocada a estudiantes de educación Básica Superior y Bachillerato y podrá ser acogida por todas las instituciones educativas que mantengan una educación escolarizada ordinaria. No se exige la asistencia regular del estudiante, es un proceso autónomo de aprendizaje con el acompañamiento de tutores.

Los valores de pensiones y matrícula se fijarán en un 65% de los valores vigentes en el último año lectivo. En casos de emergencia, se podrá ofertar el servicio a los demás niveles.

Para la educación en casa, el padre de familia asume la responsabilidad de educar directamente o a través de docentes, con el apoyo de la institución educativa. Las instituciones fiscales, municipales, fiscomisionales y particulares deberán solicitar la ampliación del servicio en el Distrito Educativo competente y puede ser para todos los niveles de Educación General Básica y Bachillerato.

El costo de la pensión será del 30% del valor de pensiones autorizado para las instituciones educativas en modalidad presencial.

Desde el Ministerio señalan que con estas nuevas modalidades se diversifica la oferta académica según las posibilidades y necesidades socioeconómicas de las familias, sin disminuir los estándares de calidad. (I)

Contenido externo patrocinado