El machismo posee tintes generacionales

- 02 de febrero de 2019 - 00:00
Para combatir la desigualdad de género, las mujeres se han unido en una lucha, con campañas y toma de calles, para erradicar esa cultura machista.
Imagen cortesía de Diario Público

El patriarcado incide en la conducta de los hombres. Las feministas luchan por romper esos esquemas que las relegan y atentan contra sus derechos.

Con el término “machismo” se alude a diferencias y desigualdades entre hombres y mujeres, que presupone un predominio masculino en las relaciones sociales.

Se materializa en épocas donde se institucionaliza la transferencia de bienes, herencia o sucesión por la línea paterna.

Siempre existió la costumbre de que los varones no podían lavar los platos, ni tender su cama, ni poner la mesa.

Mónica recuerda que su madre ejercía estas costumbres justificando: “las cosas de la casa las hacen las mujeres”. Aquello era establecido e incuestionable.

A pesar de esto llegó a protestar por el hecho de que los hombres en casa no movían un dedo, su madre le respondía: “porque él es hombre”.

Reconoció que, a pesar de haber sido criada en este ambiente machista, en su casa; sucede lo contrario. “Tanto mi hijo como mi hija lavan los platos y realizan los quehaceres de la casa, yo no los diferencio por sus géneros”.

La psicóloga María Asunción dice que el machismo implica abuso psicológico, porque considera que el hombre debe ser superior. Y replicar estas costumbres de padres a hijos y de estos a sus descendientes.

María Gabriela, hija de Mónica, reconoce que lo más difícil fue quitarse el sentimiento de culpa respecto a su reivindicación de la igualdad de géneros. “Mi padre me dijo  malcriada y desconsiderada por negarme a hacer tareas que los hombres también pueden hacer”.

El sociólogo Rubén Aroca dice que la preservación del “machismo” no es un proceso admitido en la actualidad porque existe una reflexividad  global que lo ha sometido a un fuerte proceso de críticas y eso presiona para que disminuya.

Randy, quien se crió con sus tres hermanas, reconoce que su formación  ha sido machista porque notó esta libertad que ha gozado él. A diferencia de sus hermanas quienes han tenido casi prohibido salir de casa y cuando lo hacen, es él quien las cuida.

“Cuando yo no esté eres tú quien debe velar por ellas”, es la frase que siempre le ha repetido su padre.

“Entonces sin importar que la noche anterior no haya dormido por hacer deberes y estudiar tengo que organizarme para ir adonde van ellas”.

Para Asunción, las mujeres luchan contra el machismo. “Pero muchas veces caemos en aquello cuando criamos a nuestros hijos o cuando criticamos a otras mujeres, eso también los incentiva”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: