El Solitario George es reconocido como 'Patrimonio Cultural del Ecuador'

- 23 de febrero de 2017 - 19:29
La tortuga disecada se encuentra en una sala especial para su conservación.
Tomada de la cuenta de Twitter del Ministerio del Ambiente.

El Ministerio de Cultura declaró como 'Bien Patrimonial del Estado', el cuerpo disecado del Solitario George. La  firma de reconocimiento se llevó a cabo el jueves 23 de febrero en la Isla Santa Cruz, Galápagos,  durante la ceremonia de inauguración de la sala de exhibición “Símbolo de Esperanza” y el develamiento de la emblemática tortuga.

Con esta declaratoria, el Estado ecuatoriano busca salvaguardar la memoria social y científica de este quelonio y  fomentar la identidad ecuatoriana, a través de lo que esta tortuga gigante simboliza para la humanidad.

“George es un Bien Patrimonial Tangible, pues comprende bienes materiales y vestigios de una época de la historia insular. También es un Bien Patrimonial Intangible, pues la exhibición de su cuerpo preservado  permitirá la transmisión del conocimientos alusivos a la historia natural de Galápagos”, destacó Hugo Idrovo, director provincial de Cultura.

Walter Bustos, director del Parque Nacional Galápagos, manifestó: “Tal como nos esforzamos por George, nos estamos esforzando ahora para que otras especies, para que no corran el mismo destino, porque nosotros trabajamos con las manos puestas en el presente, pero con nuestros ojos y nuestros corazones puestos en el futuro”.

La Sala de Exhibición “Símbolo de Esperanza” es una edificación de características únicas en el país. Tiene una estructura metálica tratada, con paredes y cubierta de paneles metálicos,  y lana de roca en el interior, materiales que hacen que la sala mantenga las condiciones adecuadas para garantizar la preservación del cuerpo disecado de la tortuga .

La cámara en la que reposará el Solitario George tiene un vidrio especial que repele los rayos ultravioletas. Además, cuenta con un sistema eléctrico de respaldo en caso que de existan fallas en el servicio público, que permita mantener una temperatura constante de 70 grados Fahrenheit (21ºC), humedad relativa del 55%, luminosidad no mayor a los 50 lux (que equivalen a 5 velas) en periodos cortos de tiempo. El cuerpo de George no puede ser expuesto a la luz solar.

Adicionalmente, la sala tiene un área de laboratorio para que los especialistas realicen controles al espécimen y hagan los mantenimientos periódicos. Este laboratorio cumple con las características de asepsia necesarias para evitar ingreso de bacterias o partículas de polvo.

Por la importancia de la especie insigne de Galápagos, también se diseñó un sendero denominado ‘La ruta de tortuga’, que recuerda la evolución que ha tenido esta región ecuatoriana, declarada Patrimonio Natural de la Humanidad.

George murió, por causas naturales, en junio de 2012 y nueve meses después, tras cumplir con todas las exigencias de ley, su cuerpo congelado fue llevado a EE.UU. para iniciar el proceso de conservación.

El visitante del nuevo espacio, solo o con un guía, podrá recorrer los 500 metros de la ruta y observar paisajes naturales y pasarelas con fotografías y textos.

“Lo mejor es hacer el recorrido con un guía naturista porque él conoce más de Galápagos”, comentó Washington Tapia, director para la iniciativa de restauración de las tortugas de la isla.

En el trayecto, la vegetación y especialmente los cactus proveen de sombra para que los visitantes no tengan inconveniente con los rayos solares. “George se mostrará en todo su esplendor, como si estuviera vivo pero sin movimiento”, acotó el director.

La especie fue sometida a un proceso de taxidermia para que quienes no la conocieron en vida la admiren y recuerden por siempre.

Los huesos de las patas, cadera y cabeza no están dentro del ejemplar. La técnica empleada permitió la extracción completa de esas partes, las cuales serán parte de una colección especial.

Antes de la partida de George a EE.UU., se le hizo una taxidermia para recolectar muestras de sus órganos internos, con el fin de efectuar estudios científicos, pero el resto del material fue incinerado.

El mismo procedimiento se realizó en el Museo de Historia Natural donde se extrajo la carne y la grasa.

A partir de este viernes 24 de febrero, el público podrá visitar al Solitario George, todos los días, de 08:00 a 18:00, excepto en los días programados para el mantenimiento. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP