Desinfección y distanciamiento son claves al interior de los aeropuertos

- 11 de julio de 2020 - 00:00

Solo el personal operativo de la terminal aérea labora de forma presencial para que se cumplan las conexiones. Vigila que los pasajeros cumplan las medidas de bioseguridad para evitar transmisión del virus en sus instalaciones.

El movimiento en la terminal aérea quiteña es bajo. Solo los pasajeros con boleto pueden ingresar al aeropuerto Mariscal Sucre, y ahí deben seguir estrictamente las indicaciones del personal o guiarse por la señalética de información.

Este espacio fue uno de los primeros en retomar las actividades de vuelos comerciales desde el 1 de junio. En las dos primeras semanas, los viajes fueron locales a ciudades como Loja, Coca, Esmeraldas, Santa Rosa. Después se incluyeron desplazamientos internacionales a las ciudades de Houston y Miami (Estados Unidos).

A partir del 15 de junio se retomaron los vuelos hacia Guayaquil y además comenzaron a operar frecuencias hacia Ámsterdam (Alemania) y Madrid (España).

Luis Galárraga, gerente de comunicaciones de Quiport, empresa que administra la terminal aérea capitalina, cuenta que en la terminal aérea solo labora el personal operativo necesario para que se cumpla la conectividad.

“El resto se mantiene en teletrabajo por seguridad”.

De forma constante, en este aeropuerto, se efectúan desinfecciones de áreas, equipos y mobiliario.

Además, existe provisión constante de alcohol gel en cada uno de los espacios de la terminal aérea, así como alfombras desinfectantes para el calzado y las ruedas de las maletas.

También se cuenta con cámaras térmicas para el chequeo de la temperatura al ingreso al aeropuerto, así como en el arribo de pasajeros de los vuelos internacionales.

El personal de Quiport hace un chequeo constante del respeto de las medidas de bioseguridad, como el distanciamiento físico y el uso de mascarilla.

En el área de embarque, de restaurantes y de la sala VIP se ha hecho una reducción del aforo por seguridad.

Galárraga contó que dentro de Quiport se han presentado casos de covid-19, pero aclaró que los contagiados adquirieron el virus dentro del entorno familiar en el que se desenvuelven y no en el ámbito laboral.

En esta terminal aérea, desde hace un año aproximadamente, existe un centro médico en el que al momento se efectúa la toma de pruebas a los viajeros que tienen programado un vuelo hacia Guayaquil. “La prueba rápida debe ser aplicada 24 horas antes del embarque para que sea válida”.

Al interior de los aviones no existe separación física porque, según las recomendaciones de la Asociación Internacional de transporte aéreo (IATA), la posibilidad de contagio se reduce, ya que los distintas aeronaves cuentan con un sistema de filtros de aire especial (HEPA) que garantiza la eliminación del 99,9% de cualquier patógeno que se encuentre en el aire.

Ese detalle es el que recalcan cada una de las aerolíneas a través de sus páginas de internet.

El sistema es muy parecido al que se usa para la desinfección de los quirófanos.

Ese aspecto le dio seguridad a Juan Carrera, quien decidió ir vía aérea hasta Guayaquil para resolver temas jurídicos pendientes.

Cuando llegó a la terminal aérea su impresión fue muy grata cuando vio todas las medidas de protección adoptadas y, sobre todo, su cumplimiento entre todos los usuarios.

“Aquí vi mucha conciencia de la gente para cumplir los protocolos que ayudan a salvar vidas”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto:
Medios Públicos EP