Bélgica prepara las Olimpiadas de Gays y Trans

05 de diciembre de 2012 - 00:00

La ciudad de Amberes (norte de Bélgica) celebrará en el verano de 2013 los III World Out Games, un evento en el que competirán más de 6.000 deportistas homosexuales, bisexuales y transexuales de todo el mundo y que fue presentado  por el primer ministro belga, Elio Di Rupo.

Tras las ediciones anteriores en Montreal y Copenhague, la ciudad flamenca será la tercera sede de estos "Juegos Olímpicos de la comunidad GLBT" (gays, lesbianas, bisexuales y transexuales), que se celebran cada cuatro años e incluyen eventos deportivos, culturales, festivos y relacionados con los derechos humanos.

Para esta edición, que tendrá lugar entre el 31 de julio y el 11 de agosto del año próximo, se prevé la asistencia de entre 6.000 y 8.000 deportistas y unos 250.000 visitantes, anunció el responsable de la organización, Bart Abeel, al presentar el evento junto a Di Rupo y al ex primer ministro belga y eurodiputado liberal Guy Verhofstadt.

Di Rupo destacó que Bélgica constituye "un ejemplo internacional" en el reconocimiento de los derechos de los homosexuales, al tratarse de uno de los primeros países en tener una ley contra la discriminación de este colectivo y en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El primer ministro belga, quien anunció públicamente su homosexualidad en 1996, destacó la necesidad de continuar trabajando en este sentido, ya que "cada día hay gays, lesbianas, bisexuales y transexuales que son discriminados o víctimas de agresiones verbales y/o físicas".

Por ello, anunció que el Gobierno belga está elaborando un "plan de acción nacional" destinado a "hacer retroceder la homofobia tanto en las ideas como en los actos cotidianos". Además de competiciones deportivas en cuarenta categorías, el programa de los World Out Games incluye una conferencia sobre derechos humanos durante tres días, en la que participarán unos 650 expertos y profesionales con el objetivo de elaborar una "Declaración de Amberes".

Bélgica es uno de los países más avanzados en cuanto  a los derechos del colectivo GLBT. En ese país, la homosexualidad dejó de ser concebida como un crimen a finales del siglo XVIII (en 1792), cuando se fijó una edad para mantener estas relaciones. Por tanto, no existen leyes contra este colectivo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: