El gobernador gabriel rivera gestionó el alquiler de 20 tanqueros

Esmeraldas sigue afectada por la falta de agua potable

Una bomba reparada que instaló la empresa proveedora EAPA-San Mateo volvió a fallar el fin de semana pasado.
07 de marzo de 2017 00:00

Desde el domingo en la tarde, 40 tanqueros recorren la capital provincial de Esmeraldas repartiendo agua a los ciudadanos que, por tercera semana consecutiva, padecen la falta del líquido vital.

La última semana de febrero, la falla de una bomba en la planta potabilizadora de la empresa EAPA-San Mateo dejó sin agua a cerca de 300.000 habitantes, desde entonces los tanqueros han suplido a medias el servicio básico.

El fin de semana, el aparato reparado fue reinstalado, pero volvió a fallar, desde ayer una nueva bomba fue puesta en operación.

El gobernador de la provincia, Gabriel Rivera, a través de una carta pública, recordó a la empresa proveedora que cuando grandes y pequeños negocios se quedan sin agua, la economía de toda la ciudad se deprime, por lo que la instó a resolver el inconveniente con mayor urgencia.

Rivera, el fin de semana, gestionó con Petroecuador la contratación de 20 tanqueros para distribuir el líquido en los diferentes barrios de la ciudad, lo cual desde las 17:00 del domingo, fue gestionado por el mismo Gobernador y con técnicos de EAPA-San Mateo.

El alcalde Lenín Lara y dos concejales, Silvio Burbano y Tony Quiñónez, del Municipio local también intervinieron en el problema ayer. En la sesión del Concejo exigieron agilidad en la transferencia de competencias para que sea el GAD el que se haga cargo de la producción y distribución del líquido vital.

Ayer, sin embargo, la ciudad seguía sin agua y los vecinos de barrios como Unión y Lucha se quejaban de que los tanqueros sí la repartían, pero de manera irregular.

La población utilizaba todo tipo de recipientes para guardar agua, desde tanques plásticos de 55 galones, hasta botellones y ollas pequeñas, agentes de la Policía Nacional acompañaban a los tanqueros para evitar desmanes.

En zonas alejadas de la ciudad la población aprovechó ayer la primera lluvia de marzo para guardar agua.

En un comunicado, la empresa EAPA-San Mateo prometió que a partir de hoy el servicio irá recobrándose paulatinamente en toda la ciudad, una vez que los técnicos terminen de instalar la nueva máquina.

El concejal Miguel Ruiz aplaudía a través de las redes sociales la instalación de la bomba en la planta de tratamiento. (I)

Te recomendamos

Las más leídas