Los hombres y mujeres “sabios” todavía influyen

12 de febrero de 2014 00:00

Durante la posesión de 6 nuevos dirigentes de la Corporación Provincial de Taitas y Mamas de Cotopaxi se destacó la importancia que tienen las creencias ancestrales en la cultura popular local. En el evento participaron como testigos 50 personas que permanecían atentas a los rituales.

Las flamantes autoridades vistieron atuendos blancos y negros, como demostración de la dualidad. En el centro del salón, se encendió fuego con maderos secos que fueron rodeados con pétalos de rosas rojas y blancas.

Al respecto, Sixto Caizalitín, miembro de la corporación, explicó: “Buscamos fusionar los 4 elementos vitales: agua, tierra, aire y fuego para que nos provean energía natural”.

Trece personas (6 de la directiva saliente, 6 de la entrante y el chamán), hicieron un círculo y se inclinaron hacia el fuego para buscar la aprobación de la Pacha Mama.

En la reunión se repartió una bebida ancestral compuesta por 24 plantas andinas, entre las que están sábila, llantén, flor blanca, alverjilla y caballo chupa.

El ritual se cumplió
en el complejo Príncipe San Miguel, situado al norte del cantón Salcedo.
Todo esto se efectuó dentro del complejo turístico Príncipe San Miguel, al norte del cantón Salcedo. La escena fue filmada con celulares.

La Corporación Provincial de Taitas y Mamas está integrada por 30 personas entre curanderos o yachas y parteras.

Ellos formaron esta organización para proteger e impulsar la práctica de lo que denominan la ‘sabiduría ancestral’.

La atención primaria que ejecuta el Ministerio de Salud Pública (MSP), cuenta con la colaboración directa de esta asociación. El trabajo es coordinado y para demostrar esto, en la posesión estuvo presente Robin Tapia, comisario de Salud.

El funcionario elogió las prácticas naturales como una alternativa viable para mantener al ser humano energéticamente limpio y saludable. Sin embargo, aclaró que parte del convenio es que los curanderos envíen a los pacientes graves a hospitales o centros de salud.

“Ellos saben que no pueden recetar”, indicó Tapia, quien añadió que el ministerio les otorga un carné para que actúen, previo el cumplimiento de requisitos como el permiso de bomberos, salubridad en el consultorio, RUC, patente, etc.

Tras recibir el bastón de mando, Diego Guano se posesionó como presidente por 4 años. Su trabajo en proyectos y en gestión durante los 7 años de la asociación, lo hicieron sobresalir y ganarse la confianza de los demás miembros.

Este gremio tiene el reto de vigilar y evitar que personas no preparadas en el tema ejerzan como curanderos, pues, según explicaron, para poner en marcha la medicina ancestral también se necesitan años de estudio y práctica.

Consideran que aquellos que se hacen pasar por seguidores de la medicina alternativa, sin serlo, ponen en riesgo la salud de sus pacientes y los pueden conducir incluso a desenlaces fatales. “Ese es nuestro compromiso, aquellos que no son yachas deberán dejar la práctica, mientras no estén capacitados”, enfatizó Guano.

DATOS

En 2007, se realizó el Taller Nacional sobre Estándares de Calidad para el Desarrollo de Modelos de Salud Interculturales en Zonas con Pueblos Indígenas en el Ecuador.

Los saberes colectivos, las prácticas, los terapeutas de la medicina indígena y los recursos comunitarios son inapreciables. Sin embargo, ante un perfil epidemiológico tan complejo, cubren solamente una parte de sus necesidades de salud.

En muchas comunidadesse considera a la partera como una persona especial, escogida para salvar vidas y es reconocida como tal, en la vida espiritual de la comunidad.La sabiduría de estas mujeres implica,no solo conocimientos sobre la fisiología y atención del parto,sino también el conocimiento y poder terapéutico del espíritu.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado