Ecuador, 17 de Mayo de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Lluvia mitiga efectos de la ceniza, pero hay enfermos

Las explosiones fueron continuas ayer en el volcán Tungurahua, pero la caída de una espesa neblina impidió observarlas.

Según el Instituto Geofísico, el coloso mantiene una actividad alta y en las primeras horas de la mañana (08:00), se registró una fina capa de ceniza flotando en el ambiente de Ambato. Esta situación  fue mitigada con la lluvia que se produjo pasadas las 11:30.

Ello aportó una suerte de tregua que, según los médicos, debería servir a la población para adoptar acciones preventivas con el fin de evitar quebrantos en la salud.

A la par, las 7 áreas de salud de la provincia activaron sus planes de contingencia. El objetivo es priorizar la atención, a pesar de que no se han incrementado los casos de morbilidad  por causa de la  caída de ceniza volcánica.

No obstante, se inició  la dotación de mascarillas a las personas que acuden a las unidades médicas, como medida de prevención para evitar el aparecimiento de enfermedades respiratorias, gastrointestinales y dérmicas.

La lluvia del mediodía de ayer en Ambato mitigó el impacto de ceniza en el ambiente.

El lunes, la gobernadora Lira Villalva entregó personalmente más de 300 mascarillas a moradores de zonas afectadas como Juive Grande, Pillate y Jaloa-El Guasmo. “En coordinación con las áreas de salud y comunidades, se establecerá un cronograma para que la unidad móvil se dirija a los sitios más alejados de la provincia y ofrezca sus servicios incluso  en los albergues y reasentamientos de los cantones de Baños y Pelileo”, explicó.

Entre tanto, en la capital tungurahuense, Luis Pallo Morales, médico particular, dijo que las afecciones más frecuentes producidas por el polvo volcánico son las respiratorias y oculares. “Los ciudadanos deben evitar al máximo frotarse los ojos cuando cae ceniza, ya que este polvo contiene cristales muy finos que pueden rayar la córnea y el iris, con posteriores laceraciones e infecciones del globo ocular”, aseguró el galeno.

En lo que se refiere a las vías respiratorias, manifestó que las infecciones se producen cuando la persona no se cubre la boca y la nariz, y aspira ceniza, la cual reseca la laringe, garganta, fosas nasales y senos paranasales.

Pese a que son menos frecuentes, las afecciones cutáneas y auditivas aparecen cuando la exposición a este material nocivo es prolongada.

Desde el pasado domingo, un promedio de 10 pacientes se ha presentado en el consultorio de Pallo.

De igual manera, la calidad del agua es de gran importancia para la salud, por ello se dispuso realizar el análisis del PH y del cloro, en muestras que son recolectadas de las vertientes o grifos de las zonas  afectadas por la reactivación del coloso.

Las recomendaciones que se hacen son utilizar mascarilla o bufanda, gorra, gafas y ropa gruesa que permitan cubrir la mayor parte del cuerpo.

Mario Benavides, pediatra, dijo  que “el grupo más afectado cuando cae ceniza son los adultos mayores y los niños y niñas”.

Señaló que  las afecciones más frecuentes en los pequeños que viven en la ciudad son laringitis, conjuntivitis, resecamiento de garganta y dermatitis. “Los niños que viven cerca del volcán, por su frecuente exposición al polvo volcánico, ya han desarrollado una inmunidad a los componentes irritantes de la ceniza. No así los infantes del sector urbano, quienes a la mínima exposición, necesitan cremas humectantes, antiinflamatorios y tratamiento contra la comezón de la piel”, acotó el especialista.

DATOS

A las 08:00 de ayer, se registró una leve caída de ceniza sobre los sectores de Juive, Pondoa, Pelileo y Patate, poblados cercanos al volcán que se reactivó desde la tarde del sábado 1 de febrero.

El ECU 911 reportó a las 08:57que las explosiones en el coloso, con contenidos de ceniza y vapor,  son constantes y la columna se elevó a 5 kilómetros.   

La Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos (SNGR) informó que en las últimas horas se registraron 116 estallidos en el macizo.  

El director provincial de Gestión de Riesgos en Bolívar, Geovanny Iñamagua, en coordinación con técnicos del área de respuesta, recorrieron las parroquias Guanujo, Veintimilla y Salinas, del cantón Guaranda, y comunidades y recintos de los cantones San Miguel y Chimbo para verificar una posible afectación por la caída de ceniza, sin embargo no hallaron nada anormal.

La ceniza es un material fino con un diámetro menor o igual a 2mm. Está compuesta por roca fragmentada, vidrio volcánico y minerales libres. La más fina se mantiene suspendida en la atmósfera por más tiempo, según el Instituto Geofísico.

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media