Caso Las Dolores: exjefe del GIR señaló que sus agentes actuaron en "legítima defensa"

29 de octubre de 2014 - 14:28
En el octavo día de la audiencia, la defensa de la parte acusadora cuestionó el pedido de disculpas por parte del exjefe del GIR. Foto: Miguel Jiménez / El Telégrafo

Carlos Logroño, coronel en servicio pasivo, pidió hoy disculpas por la muerte de Carlos Andrade y de Guime Córdova, esposos de Dolores Vélez y Dolores Briones, quienes fueron abatidos en 2003 durante el operativo en una farmacia de Guayaquil. 

"Pido disculpas a los familiares. Somos humanos y cometemos errores. Ningún ratero lleva un rótulo", dijo durante el octavo día de la audiencia de juicio que se cumple en la Corte Nacional de Justicia (CNJ). 

Logroño fue convocado por el abogado Ramiro Román, que representa a los agentes del Grupo de Intervención y Rescate (GIR) GIR Héctor F.,Douglas Y., Luis S. y Ricardo Ll., quienes participaron en la acción de control. 

En ese entonces, Logroño se desempeñó como jefe del GIR del Guayas. En su declaración, el uniformado detalló que a las 07:30 le informaron a través de radio que se desplegaron 2 flechas (equipos) para apoyar en la captura de un delincuente, en el sector de Las Orquídeas. No obstante, luego le notificaron que el contingente actuaría en un asalto que se realizaba en ese momento. 

El exjefe del GIR señaló que la disposición estuvo a cargo del mayor Eduardo G., quien pidió el apoyo porque  "se trataba de un hecho flagrante".

El agente explicó que aunque no estaba previsto actuar en el asalto, los agentes cooperaron porque de lo contrario habría sido una omisión. 

Reiteró que este grupo élite está en la obligación de apoyar acciones especiales, tal y como lo contempla  el artículo 100 de la Ley Orgánica de la Policía Nacional, el cual señala que GIR apoya a los demás cuerpos de la Policía. 

"El requerimiento de apoyo no se especifica para qué, solo informaron qué necesitaban. Nosotros estábamos subordinados al mayor Eduardo G.", reiteró. 

En su versión, el declarante aseguró que el personal del GIR recibe capacitación permanente en Derechos Humanos con énfasis en el uso progresivo de la fuerza. Por ello indicó que "los agentes actuaron en legítima defensa", dijo poco antes de sumarse en llanto. 

Logroño dijo además que los miembros del GIR también reciben capacitación sobre inteligencia emocional para detectar fácilmente a delincuente. Sin embargo reconoció que eso no fue suficiente. "No necesariamente porque lleva un paquete de pañales significa que sea un cliente. Puede ser una cuartada", señaló. 

Juan Pablo Albán, abogado de Vélez y Briones, señaló que fue oportuno el pedido de disculpas del exjefe del GIR, pero se trató de un gesto vacío   porque luego defendió la acción de sus agentes. 

"Esa víctima (Carlos Andrade) recibió 10 disparos y la mayoría por la espalda, algunos los recibió mientras estaba tendido en el piso. Ese pedido de disculpas es un gesto vacío por más que le hayamos visto llorar en la audiencia". 

Hasta el mediodía, 10 personas dieron su testimonio. De ellas, 4 fueron empleados de la farmacia. En sus versiones indicaron que durante el asalto nunca escucharon alertas de granadas, ni de la Policía.

En lo que va de la diligencia se presentaron 42 testimonios de la Fiscalía y se receptaron las versiones de los 11 procesados. 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP