El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Lun.18/Oct/2021

Fanático

Tendencias
Historias relacionadas

Se nos acabó la Copa

14 de julio de 2011 00:00

“Para hacerle un buen partido a Brasil, tenemos que cambiar de chip”, dijo Walter Ayoví antes del último cotejo de Ecuador en el Grupo “B” y eso fue precisamente lo que hizo la “Tri” en el estadio Mario Alberto Kempes ayer, mas no le alcanzó y resignó una derrota (4-2) que lo dejó fuera de la Copa América.

De entrada Reinaldo Rueda sorprendió con su alineación, pues luego de la caída ante Venezuela se había anunciado que habrían “cambios”, se especulaba que saldrían los “históricos” Néicer Reasco y Édison Méndez, pero esto no ocurrió; el que sí dejó el once fue Segundo Castillo, que dio paso a Oswaldo Minda.

El sonido de varias “chicharras” le daban a  la noche cordobesa un ambiente a estadio ecuatoriano y el “sí se puede” terminaba de cumplir el objetivo de alentar a la “Tri”.

El equipo nacional plantó un 4-3-1-2 con un Édison Méndez de enganche, que trataba de abastecer a los dos puntas: Christian Benítez y Felipe Caicedo. Minda de “5” neto con Christian Noboa y Michael Arroyo, que jugó con perfil cambiado (por derecha), cumplieron una buena función, los dos primeros de corte y recuperación, y el último de avanzada, cuando él mismo se creaba la oportunidad.

Brasil por su parte dispuso un 4-3-3. El costado por el que más hacía daño era el derecho, pues Maicon y Robinho cogían bien el relevo y se desdoblaban con facilidad para llegar al arco de Marcelo Elizaga.

Neymar a los 2’ intentó de afuera, pero su remate no prosperó; tres minutos más tarde “Felipao” respondió, dejando a Lucio en el camino, mas cuando se aprestaba a disparar se demoró demasiado.

Minda se entendía bien con Méndez y generaban opciones para los dos hombres del ataque “tricolor”. Más tarde, a los 22’, en un tiro libre el “Zar” Noboa estuvo el que pudo ser el tanto de la apertura, pero su cobro se fue por sobre la cabaña del hombre del Inter, Julio César.

Cuando Ecuador atacaba, llegó la primera de Brasil, un cabezazo de Pato a los 27’, tras ganarle la posición a la defensa nacional, dejaba el marcador 1-0 a favor de los actuales monarcas de la Copa América.

Después del gol no ocurrió lo de siempre, que Ecuador se desordenara, todo lo contrario, comenzó a hacerla cortita, sin apelar al pelotazo.

Sin embargo, la velocidad de los brasileños los pondría otra vez frente al arco del “Polaco”. Maicon se desprendió por derecha e hizo la pared con Robinho que disparó, pero la pelota pegó en el palo izquierdo de Elizaga, que se quedaba “paradito”.

A los 36’ Caicedo pondría las cosas tablas, gracias a un remate razante de zurda desde la media luna. Así se fueron al descanso. Ya en la  segunda parte, un gol tempranero de los “auriverdes”, a los 49’, sorprendió a los ecuatorianos en el marcador. Neymar se internó por el medio campo y la mandó a guardar, era el 2-1.

Pese a ir en desventaja en el marcador, la “Tricolor” no se achicó. Primero fue Benítez, quien intentó de afuera. La respuesta no tardó en llegar y Pato le pegó al travesaño de Elizaga. El partido se ponía de ida y vuelta, y a los 57’ el delantero del Lokomotiv ruso la hizo parecida, desde el mismo lugar que en su primer gol descargó y puso el 2-2.

Pero Brasil tampoco estaba dispuesto a ceder espacio y se lanzó al ataque. Tras un rebote del “Polaco” llegó el 3-2 a favor de Brasil, otra vez por cortesía de Pato (60’). El cuarto no tardaría en llegar (71’), luego de un pase de Maicon nacido por la banda derecha que Neymar nuevamente, desde el centro,  incrustó en el arco de Elizaga.

Sobre el final Rueda dio paso a Narciso Mina y  Edson Montaño para tratar de encontrar los goles que acortaran el marcador, así como ordenó la entrada del defensor Gabriel Achilier por Néicer Reasco para no descuidar la marca, mas los esfuerzos no dieron resultado  en la pizarra.

Para la anécdota queda que en este compromiso se marcaron tres dobletes, tras el cotejo la organización nombró como el jugador del encuentro al delantero de la “canarinha” Alexander Pato.

Ecuador no pasa a cuartos de final del torneo continental desde la edición de Bolivia en 1997. En esta, la de Argentina 2011,  acumuló solo un punto en su grupo, gracias al empate a cero ante Paraguay.

Por su parte, Brasil sumó cinco puntos y terminó como líder de su llave, de esta forma se enfrentará a los “guaraníes”, mientras que Venezuela se las verá con Chile.

Contenido externo patrocinado