Ecuador, 28 de Noviembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Grandes plumas: Rafael Héctor Elizalde

Izq.: Fotografía tomada de la web de la Library del Congreso de EE.UU.. Der.: Diario EL TELÉGRAFO, Guayaquil (Ecuador), domingo 6 de octubre de 1946.
Izq.: Fotografía tomada de la web de la Library del Congreso de EE.UU.. Der.: Diario EL TELÉGRAFO, Guayaquil (Ecuador), domingo 6 de octubre de 1946.
Fotos: Archivo / El Telégrafo
24 de noviembre de 2019 - 00:00 - Juan Calderón Fuentes

MEMORIAS DE MEDIO SIGLO
No se puede prescindir de impresiones personales, aun cuando se trata de escribir sobre grandes acontecimientos que afectan a las naciones y en los cuales muestra participación fue o es pasiva, no solo en el sentido de la no acción sino del sufrimiento.

He tenido la suerte –no sé si buena o mala– de hallarme ausente de mi patria en los momentos de producirse en ella las calamidades más grandes y ruinosas, entre ellas los incendios de 1896 y 1902, así como la revolución ocurrida en una fecha de la cual no quiero ni acordarme.

Estaba yo en mi veintena y en Lima, a donde fui en cumplimiento de deberes filiales apenas recibido de abogado y en la mañana del 6 de octubre de 1896 el diario me dio el fatídico anuncio del gran incendio que consumió la mejor y mayor parte de Guayaquil, entre muchas otras casas, la nueva y cómoda que levantó mi padre con frentes, uno al malecón y otro hacia la calle de la Libertad, hoy Panamá.

Esto no le importa al público, lo que sé muy bien; pero tuvo inmensa significación para quien estas líneas escribe…

Algo más del personaje...

Fue primer secretario de la Legación en Chile, en el año 1902 hasta 1912.

A partir de 1912 retornó a Guayaquil a ejercer su profesión de abogado hasta 1914.

Entre 1914 y 1916 ocupó el cargo de ministro de Relaciones Exteriores, en el gobierno de Leonidas Plaza Gutiérrez. (Guillermo Arosemena).

Para 1919, Rafael Elizalde abogó en la Fundación Rockefeller, para que interviniera a aplacar la fiebre amarilla. El instituto nombró al general Gorgas para que interviniera por esa enfermedad en Ecuador. La delegación estuvo presente con el científico japonés, Hideyo Noguchi.

Elizalde participó en representación del Ecuador en la Liga de las Naciones en 1920, en la capital de los Estados Unidos.

Por reconocimiento a sus actuaciones por la patria era un colaborador de diario EL TELÉGRAFO. Adicionalmente, el medio le  solicitó que escriba por su aniversario en 1946. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

La voz y representante de los indígenas nació en Otavalo, Imbabura, el 29 de junio de 1909. Sus padres fueron Abel Rubio y Virginia Orbe. Siendo niño mezcló sus estudios en la escuela de las Hermanas de la Caridad, con su trabajo en el agro, lo que lo llevó a conocer la esencia del indio explotado. Más tarde como antropólogo e historiador colocó al movimiento indigenista en los primeros lugares de la patria. Murió el 24 de octubre de 1994.

Nació en la “Sultana del Café”, Jipijapa (Manabí), el 16 de noviembre de 1907. Hijo de Francisco Carbo y de Rosario Vargas. Estudió la primaria en la escuela Daniel López. Más tarde la familia se trasladó a Portoviejo. En esa ciudad lo matricularon en el colegio Olmedo. Luego de algunos sucesos en la capital manabita sus padres lo enviaron al internado del Normal Juan Montalvo en Quito, ahí culminó los estudios. A

Nació en Ambato el 24 de enero de 1892. Desde su juventud se caracterizó por ser un excelente escritor, de ahí que colaborara con importantes revistas y periódicos del país, entre ellos diario EL TELÉGRAFO. En su hoja de vida consta, entre otras actividades, su activa participación en grandes eventos históricos de la patria, entre ellas, la Revolución Juliana acaecida en 1925. Homero Viteri falleció en Santiago de Chile, el 10 de noviembre de 1976.

Lamentamos en esta edición, sección Hemeroteca, no contar con la fecha de nacimiento como es característico de este trabajo serial, y la de su fallecimiento que ocurrió en 1946, pero tampoco contamos con el mes y el día. De esta última tenemos la seña de que fue en un carnaval (supuestamente febrero), escrito en un artículo denominado “Valiosos periodistas que pasaron por esta redacción”, 1954. Pero podemos decir con certeza que fue parte de la plantilla de diario El Telégrafo.

El literato, poeta y cronista, hijo de Pantaleón Zamacois y Victoria Quintana, nació en Pinar del Río, Cuba, el 17 de febrero de 1873. Familiar de historiadores, músicos, pintores, actores y escritores españoles y franceses. El retorno de sus padres a Europa, cuando tenía tres años, enlazaron culturas que fortalecieron su intelecto. Fue observador de guerras mundiales y la revolución de su patria. Muere en Argentina, el 31 de diciembre de 1971.

El redactor e historiador del Decano de la Prensa Nacional nació en Guayaquil el 20 de octubre de 1863 en el hogar formado por Alcides Destruge y Carmen Illingworth. Fue un pensador liberal convencido por el cual se enroló como un soldado más, para liberar a Guayaquil, en compañía de Eloy Alfaro. A la fundación del diario en 1884 fue llamado a integrar la redacción. Falleció el 26 de febrero de 1929.

Social media