Grandes plumas: César Naveda Ávalos

- 14 de julio de 2019 - 00:00
Publicación de la sección Arte y Cultura de Diario El Telégrafo, que se publicaba semanalmente.

Nació al pie del Chimborazo, en el pueblo de San Andrés, el 28 de febrero de 1898, en el hogar de Virgilio Naveda y Zoila Ávalos. Su columna médica, que era escrita para El Telégrafo y se publicaba también en la revista Semana Gráfica, era muy leída. Ese fue uno de los impulsos que lo llevó a la diputación por su provincia. Falleció la mañana del 3 de mayo de 1932 debido a problemas cardíacos.

Recuerdo emocionado de Naveda

Por: Abel Romeo Castillo

Hoy deseo dedicar este capítulo de recuerdos estudiantiles madrileños al que fue a la época mi entrañable amigo César Augusto Naveda Ávalos. Deseo aquí relatar solamente su vida, tal como lo conocí de sus propios labios.

Naveda, maestro de serenidad, profesor de energía, motivador de resignación abnegada, con una gran fuerza de voluntad para sobrellevar todas las contrariedades…

QUE NAVEDA ME CONTÓ DE SU VIDA

Naveda tenía el pudor de hombría. Él se sabía un jugador, un “self made man”, como dicen los locos de hoy...como su vida era ejemplar, gustaba poco hablar de él para no solicitar admiración con su relato.. Fue después de mucho tiempo de intimidad cuando me contó algo de ella. Y de una sola vez...

ALGO MÁS DEL PERSONAJE

Su vida en España

→En Madrid 1922 funda la Federación Universitaria Hispanoamericana (FUHA).

→Retorna a España en 1925 para agilizar los trámites de la Federación, en unión de sus compañeros Rodolfo Barón Castro, Rubén Salido Orcillo. Crearon además la revista “Patria Grande”.

→En 1927 lo eligen presidente de la FUHA. En diciembre de ese año realizan una gira por Andalucía y África, para hacer presencia universitaria. Mientras en España, sus adversarios, intentaron complotar, para adueñarse de la federación.

→En 1928, Naveda empieza a sentirse enfermo. Lo invitaron a Rusia para hablar sobre la Organización Sanitaria de los Soviets.

→A su regreso a Madrid su enfermedad se agravó. Compró su boleto para retornar a Ecuador, pero tardó un año en regresar.

→Fue sepultado en el Cementerio General. Con el paso de los años sus restos fueron reclamados por sus coterráneo de Chimborazo para que descansen en su suelo natal. (I) 

Foto de 1932 en su grado doctoral, junto a: Aquiles Rigaíl, Adolfo Hidalgo, César Andrade.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: