El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Sáb.12/Jun/2021

Mundo

Tendencias
Historias relacionadas

Cálido o frío, el maquillaje ideal según tu tipo de piel

23 de agosto de 2015 00:00

Lucir lo más natural posible a la hora de maquillarse es el reto al que se enfrenta la mayoría de mujeres que siempre quieren resaltar su belleza.

El maquillaje es un arte que hay que aprender y, poco a poco, con paciencia y práctica, podemos hacer de él un aliado dentro de nuestra rutina de belleza.

Nina Urquizo, directora general del programa ‘Maquillaje Ecuador’, quien actualmente recorre varias ciudades del país con charlas de automaquillaje, sostiene que uno de los errores más comunes que cometen las mujeres es utilizar colores que no van con su tonalidad de piel y color de sangre.

“Si tienes las venas de color azul es porque tu tipo de piel es fría y si son de tono verdes es cálida”, explica la cosmetóloga, quien recomienda tomar este aspecto a la hora de escoger la paleta de colores al maquillarse o lucir prendas de vestir y accesorios.

“A las mujeres de piel fría les vienen bien los colores azul, gris, plateado, rosa, violeta, verde pardo o fucsia, mientras que a las de piel cálida les favorecen los tonos naranja, rojo, cobre, terracota, miel, dorado y verde intenso, cobrizo o café”.

Siguiendo estas recomendaciones, Nina nos muestra cómo maquillarnos en el día cuando se tiene una piel cálida, y también, un hermoso maquillaje nocturno de ojos ahumados para alguien de piel fría.

Irene Jairala, modelo colaboradora. Recuerda que lo más importante para el maquillaje es la piel, así que cuídala: exfolia, hidrata y protégela.

 

PASO A PASO

1. Limpia las impurezas del rostro con agua micelar que se consigue en cualquier centro de cosmética o farmacias. Este líquido limpia, tonifica e hidrata la piel, la mantiene cómoda y elástica, sin dejarla seca ni untuosa. Así que es perfecta para las más perezosas a la hora de quitarse el maquillaje o cualquier residuo del rostro. Para aplicarlo hay que empapar un disco de algodón y pasarlo por el rostro con pequeños toquecitos.

2. Marca las cejas con un tono más oscuro que el de tu cabello. Sostén el lápiz verticalmente, apoyándolo en la nariz (sobre un lado) y llévalo hasta el ángulo interno del ojo. En ese punto es donde debe empezar la ceja y desde donde debes marcar.

3. Aplica un corrector de manchas de un tono más claro que la piel del rostro.

4. Colócate una base de ojos neutralizadora para párpados para que el maquillaje dure más tiempo.

5. Usa una sombra color café que da la sensación de profundidad en la mirada. Aplícala de afuera hacia adentro con una brocha difuminadora para que el maquillaje no se corte o quede quebradizo.

6. Después aplica una sombra de tono más oscuro en los extremos de los párpados.

7. Repite el paso anterior, pero esta vez con una sombra de color crema desde el otro extremo del párpado con una brocha difuminadora para emparejar los tonos.

8. Aplica una sombra de una tonalidad más clara que la anterior debajo de la ceja. Esto te ayudará a iluminar el arco de los ojos.

9 .Usa un delineador de gel en color negro porque da un mejor efecto en el ojo. Hacerlo de arriba hacia abajo y viceversa.

10. Para maquillarte el rostro, primero debes aplicarte una prebase (se venden en el mercado como primers) que le da un aspecto de porcelana a toda la cara y minimiza los poros. Luego aplica un corrector de una tonalidad más oscura en las zonas donde generalmente cae la luz como mentón, frente y arcos. Empareja el rostro con una motita húmeda.

11. Coloca una sombra color café mate a la altura de los pómulos, desde afuera hacia adentro. También aplícalo en los extremos de la nariz para neutralizar el rostro.

12. Usa un blush que te dé un aspecto de piel saludable. Mira cuál tono va contigo.

13. Para perfilar los labios, comienza desde el centro hacia los lados. Con ayuda de un pincel de pelo duro, estrecho y corto, rellena el interior de la figura realizada con el perfilador. En este caso se usó un labial rojo en tonalidades rosas pálidas para que no robe protagonismo al trabajo hecho en los ojos.

Maquillaje nocturno con efecto de ojos ahumados

Norma Amores, modelo colaboradora. El maquillaje de noche tiene que ser intenso y sofisticado. Las luces tamizadas permiten jugar con los colores.

Los ojos ahumados resultan infalibles para cualquier mujer que quiere verse espectacular en una salida nocturna. Se trata de un maquillaje que resalta el tamaño de los ojos, da profundidad a la mirada y queda elegante con cualquier look que lleve.

PASO A PASO

1. Las claves de este maquillaje consisten en empezar todo el proceso sobre una piel perfectamente hidratada y pareja, tal como se lo hizo en el maquillaje anterior del paso 1 al 4, en los que destaca el buen manejo de trazos para perfilar la forma deseada sobre el párpado móvil del ojo y manejar con destreza la técnica de difuminado tanto del lápiz de ojos como de las sombras, habitualmente en polvo.

2. Usa una sombra color fucsia como base desde la parte exterior del parpado hacia dentro y después aplica una base negra en toda la zona para que se intensifique el color. Trabaja los 2 ojos simultáneamente para evitar que uno quede más pintado.

3. Sella la sombra con una sombra de color morado aplicándola con una brocha difuminadora.

4. Nuevamente debes sellar todo el trabajo anterior pero con una base color café en la cuenca del ojo. Después aplica una crema mate debajo de la ceja para que resalte con la luz artificial.

5. Usa un delineador color negro para resaltar los tonos aplicados en los parpados. Los delineadores de ojos vienen en polvo tal como las sombras, en lápiz y en líquido o gel.

6. Para maquillar el rostro, hay que aplicarse una base cremosa y sellarla tal como lo hicimos en el primer maquillaje. Ponte en la zona de los pómulos una sombra más oscura de forma descendente hasta emparejar todas las zonas en donde pega la luz.

7. Usa un lápiz de pestañas color negro para enmarcarlas, así podrás usar pestañas postizas que suelen quedar bien con este tipo de maquillaje. Al final, pinta tus labios tal como lo hicimos en el primer ejemplo y ya estarás lista para causar sensación.

Fotos: William Orellana/El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado