El 88% del cáncer de tiroides no debe ser operado

04 de octubre de 2015 00:00

El cáncer de tiroides afecta con mayor frecuencia a la mujer que al hombre y se presenta entre las personas de 25 a 65 años. La incidencia de esta enfermedad en el mundo se incrementó durante el último decenio. En muchos casos, los médicos recomiendan una intervención quirúrgica para combatir este cáncer, pero la cirugía no es el mejor camino, así lo señala el médico ecuatoriano Óscar Vaca Cevallos, neuroendocrinólogo, quien dará a conocer en México la primera investigación desarrollada en Ecuador sobre cáncer de tiroides.

¿Qué descubrimientos se recogen en este libro?

Algunos. En este libro revelo que el 88% del cáncer de tiroides no se debe operar. Con un tratamiento clínico —que no es costoso— podemos curarlo. En esta publicación también se indica que existen nuevos medicamentos muy costosos que la industria farmacéutica quiere introducir a escala mundial. Estos fármacos anularían los tratamientos anteriores que son los que más han contribuido a la curación de este cáncer. Como el estudio se hizo en el continente y en el Ecuador insular, Galápagos, se puede observar una enorme mejoría de problemas graves, como Parkinson, Alzheimer, y otras enfermedades, ante la presencia de yoduros marinos que anulan las enzimas de las que hablo en mi libro.

¿Dónde se producen los yoduros?

Los yoduros son totalmente gratuitos, en realidad, provienen del mar. La persona que presenta problemas de tiroides y enfermedades degenerativas tiene que visitar con frecuencia la playa y consumir alimentos ricos en yoduros, principalmente, mariscos.

¿Las intervenciones quirúrgicas por cáncer de tiroides en nuestro país son comunes?

En nuestro país es cada vez más común y eso, lamentablemente, tiene que ver con 2 aspectos: el primero está relacionado con el tema lucrativo. Hay mucho lucro en el tema. Se siembra el pánico en las personas, en lugar de presentar estudios longitudinales y bien ejecutados.

Durante el tiempo que realicé esta investigación (más de 28 años) en las 4 regiones del país, constaté no solo una mejoría en el pronóstico de cáncer de tiroides, sino de muchas otras enfermedades. Esto tiene que ver con la reactivación de un sistema conocido como cronotropismo enzimático. Este es otro de los descubrimientos que he realizado. Este sistema nunca antes había sido descrito.

¿En qué consiste este sistema?

Todo en la naturaleza ocurre a un ritmo estándar y si este ritmo es más lento se pueden producir problemas genéticos, como el síndrome de Down hasta problemas degenerativos como el Alzheimer. Cuando se ha determinado que la persona tiene un cronotropismo disminuido, (también conocida como hipotiroidismo, es decir, una disminución en la función de la glándula de la tiroides) la epilepsia se convierte en casi curable.

Entonces, cuando usted ha identificado esta disminución ¿puede tratarla con medicamentos?

Claro, con levotiroxina, ejercicio físico y también con la ayuda de alimentación rica en yoduros, pero no con la intervención quirúrgica.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía?

Los riesgos de la cirugía son claros: la disminución de hormonas tiroideas alterarían su cronotropismo, porque ya no existe la glándula rectora (tiroides), entonces se tiene que reemplazar con fármacos, pero estos solo pueden sustituir una de las 3 líneas hormonales que produce la glándula. En definitiva, al operar se cortan circuitos químicos que son vitales para el funcionamiento del cerebro, del corazón y las enzimas que actúan en la tiroides.

¿El cáncer de tiroides afecta a muchos ecuatorianos?

La incidencia es bastante alta y se ha incrementado mucho.

¿Cuáles son las causas?

Cada vez hay menos actividad física y las personas soportan mucho estrés en los diferentes ámbitos de su vida. Todo paciente con hipertensión arterial, por ejemplo, tiene que hacerse un examen de tiroides. No existe eso de que el 95% de los casos de hipertensión obedezcan a causas desconocidas; la mayoría obedece a metabolismos lentos de tipo hipotiroidismo. He realizado esos estudios desde que me gradué en la Universidad. (ARB)

Contenido externo patrocinado