El estado de excepción regirá durante 60 días

- 04 de octubre de 2019 - 00:00
En el centro histórico de Cuenca varios manifestantes chocan con la Policía que controló que las protestas no afecten al patrimonio cultural de la ciudad.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Antes de las 06:00, taxistas con sus vehículos se concentraron en el sector del redondel del intercambiador de Carapungo, en el norte de la ciudad, y empezaron a gritar consignas en contra de las medidas económicas anunciadas por el presidente de la República, Lenín Moreno, sin interrumpir el tránsito.

Pero minutos antes de las 07:00, volquetas de color amarillo irrumpieron en la vía y las cruzaron para obstaculizar el tráfico en todos los sentidos.

Los conductores trataron de esquivarlos, pero las personas que se aglomeraron los amenazaron. La Policía no tardó en llegar y acordonó el sitio, lo que inició un enfrentamiento con los manifestantes que lanzaron piedras y encendieron neumáticos.

Los propietarios de los negocios cerraron las puertas. “Nos tocó venir, pero no dejan trabajar”, dijo Paúl Vela, mientras bajaba la puerta enrollable de la panadería que trabaja desde las 05:00.

Las protestas también estallaron en otros 11 sectores de Quito, que se tornaron violentas porque las personas que protestaban atacaron vehículos particulares.

Conforme transcurrió la mañana otros focos de protestas llegaron a las inmediaciones de la Plaza Grande, donde la Policía extremó los esfuerzos para evitar la escalada de violencia. También por redes sociales se constataron ataques a periodistas que cubrían los hechos en el Centro Histórico.

En Guayaquil los incidentes se registraron con mayor exceso en el sector de la Isla Trinitaria, donde grupos de sujetos, muchos  encapuchados, atacaron los comercios de la zona y vehículos que transitaban.

Videos que circularon por redes sociales mostraban a los agresores en bandas que atacaban con piedras y cuchillos los carros que se movilizaban por la vía Perimetral y los establecimientos comerciales.

Según el ECU-911, en otras 20 provincias también se reportaron incidentes durante la mañana, lo que causó que 19 personas fueran detenidas en diferentes ciudades del país por desmanes.

Pasado el mediodía la situación provocó la reacción del Gobierno y el presidente Lenín Moreno anunció su decisión de declarar el estado de excepción en el territorio nacional.

“Las decisiones adoptadas están en firme. He dispuesto el estado de excepción para precautelar el orden, la seguridad ciudadana y con el fin de controlar a quienes pretenden provocar caos. No cederemos ante chantajes y actuaremos acorde a la ley”, escribió el Mandatario.

El decreto suspende el derecho a la libertad de asociación las 24 horas del día.

Por eso las Fuerzas Armadas y la Policía coordinarán acciones necesarias para mantener el orden y prevenir acontecimientos de violencia. También se limita el derecho a la libertad de tránsito en el territorio nacional y dispone las requisiciones a las que haya lugar para mantener los servicios que garanticen los derechos de las personas y la seguridad interna.

La declaratoria tendrá una duración de 60 días. Hasta la noche de este jueves 3 de octubre de 2019 seguían disturbios esporádicos, especialmente en Quito, Guayaquil y Cuenca. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP