Colapsó de sumideros y caída de muro dejó torrencial lluvia en Ambato

- 02 de junio de 2019 - 14:30
Vehículos circulan con dificultad tras la torrencial lluvia.
Foto: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

Los cantones Ambato, Pelileo, Cevallos y Patate (Tungurahua) soportaron una torrencial lluvia la noche del sábado. El chubasco duró más de seis horas, en esta primera ciudad provocó el colapso de sumideros, descenso de material pétreo a importantes avenidas, y la caída de un muro en una unidad educativa.

Se trata de la escuela Glenn Doman, ubicada a un costado de la Vía Ecológica, en la parte alta del sur de Ambato. “El muro cayó a las 05:00, tras la arremetida de un aluvión que se formó en una quebrada contigua. No es la primera vez que esto ocurre, siempre que hay lluvia estamos en peligro pues en la parte superior hay una escombrera que tapona el paso natural del agua; hemos solicitado a las autoridades que limpien dicho sector y que clausuren el botadero”, dijo María Gabriela Camino, rectora de la institución, en la que estudian 300 alumnos.

El lodo y material pétreo además ingresaron al cuarto de maquinarias de la piscina institucional, dejando inservibles algunos implementos. “Entre el muro y las maquinas dañadas, estimamos pérdidas de hasta $ 12 mil”, agregó Camino.

El alcalde Javier Altamirano y parte de sus colaboradores se hicieron presentes en el lugar y constataron los daños; la autoridad dispuso que maquinaria y personal municipal limpie la quebrada para evitar nuevos aluviones.

Mientras se ejecutan estos trabajos y se levanta el muro, las clases fueron suspendidas en la entidad educativa hasta el miércoles 5 de junio.

En un buen tramo de la avenida Manuelita Sáenz, no muy lejos del lugar, se acumuló gran cantidad de piedras y lodo. El material descendió desde tres quebradas de la parte alta de la ciudad, provocando problemas para la circulación vehicular.

Igual situación se evidencia en la avenida Cevallos y 12 de Noviembre, en el centro de Ambato; el agua lluvia arrastró parte del material pétreo que está expuesto en las construcciones de las gradas eléctricas de la calle 13 de Abril, y del Intercambiador del Parque Sucre.

“En este primer sitio hay un enorme paredón de piedra antigua que sostiene dos edificaciones, tememos que con las lluvias se socaven las bases y colapse. Solicitamos a las autoridades dar prioridad a esta obra a fin de evitar desgracias, pues la temporada lluviosa recién inicia en la ciudad”, aseguró Amanda Zúñiga, habitante del barrio 13 de abril.

De otro lado, agentes civiles de tránsito restringieron esta mañana el paso de vehículos pesados por el Viaducto La Mascota, cercano a las obras que se ejecutan en el Parque Sucre, debido a la presencia de loco y piedras. “Hace poco la vía fue abierta para instalación de nuevas tuberías, y la capa asfáltica aún es frágil. Por ello cada día se desvía el paso de camiones, furgonetas y buses por una calle cercana”, dijo Carlos Lozada, vecino de la ciudadela La Mascota.

Anoche, en los barrios Ingahurco Bajo, Catiglata, El Obrero y Santa Clara (Izamba) hubo desbordamiento de sumideros. Moradores de este último sector lograron esta mañana evacuar el agua con baldes, pero de haber más lluvias solicitarán al Cuerpo de Bomberos Ambato su intervención para destapar las alcantarillas.

Al momento las lluvias han cesado en Ambato, no obstante el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología prevé para esta tarde y mañana chubascos y bajas temperaturas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: