Tungurahua recibe apoyo para salud y educación

- 27 de junio de 2020 - 00:00
El trabajo coordinado entre las autoridades locales y el Gobierno Nacional facilitó el destinar recursos, tanto humanos como económicos, de acuerdo con las necesidades propias de cada sector de la población.
Cortesía:Gobernación de Tungurahua

Las autoridades locales trabajan en cuidar la salud física y mental de la población. Además se plantean alternativas para el fin del año escolar.

La emergencia sanitaria obligó a varios sectores a reinventarse; uno de ellos fue la educación.

En el régimen Sierra, la pandemia llegó a mediados del año lectivo y requirió de soluciones rápidas para que los niños y jóvenes no dejaran su aprendizaje durante la etapa de aislamiento.

Tungurahua tiene un alto porcentaje de población rural, concentrada en los cantones Mocha, Patate, Cevallos, Quero, Pelileo, Píllaro y Tisaleo, según el INEC.

En estas regiones se aplicaron estrategias alternativas o complementarias a la educación virtual.

Entre ellas están los programas educativos, distribuidos en tres franjas horarias y que se transmiten en 1.000 radios rurales y comunitarias.

También se consideró a los pueblos y nacionalidades indígenas, los Chibuleo, Kisapincha, Salasaka y Tomabela presentes a lo largo de la provincia.

En beneficio de este sector de la población se entregaron guías de autoaprendizaje impresas en sus lenguas ancestrales. Para la población Kichwa se elaboraron 143.420 ejemplares, de acuerdo con datos del Ministerio de Educación.

Al trabajo académico se sumó la asistencia psicológica para los estudiantes y sus familias.

La salud mental es un eje importante de trabajo en la provincia, al considerar la alta tasa de suicidios que registra.

Según explicó el Coordinador de Educación Zonal 3, Leonardo Mosquera, los maestros deben hacer sentir a sus estudiantes que cuentan con apoyo, guía y respaldo.

En la salud, el trabajo no ha cesado desde el inicio de la emergencia con la entrega de pruebas, insumos, entre otros trabajos requeridos.

Este lunes, por ejemplo, brigadas médicas conformadas por personal del Municipio de Ambato y el Ministerio de Salud (MSP) empezaron su trabajo en los barrios de la ciudad para realizar pruebas de detección de covid-19.

Según explica el concejal Álex Valladares, en un proceso transparente se adquirieron 10.000 pruebas PCR y 30.000 pruebas rápidas, gracias a un convenio entre el cabildo ambateño, el MSP y el Hospital Municipal de Ambato.

Además, la Cartera de Salud facilitó la implementación del Centro Preventivo Obligatorio en el Colegio Ambato en el que se atienden pacientes, derivados del sistema de salud, con sintomatología de leve a moderada y quienes ya no requieren de oxígeno.

La capacidad de acogida es de 150, pero al momento están habilitadas 90 camas y 17 personas hospitalizadas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Últimas noticias
Medios Públicos EP