Cifras en rojo para el sector hotelero y la cadena de restaurantes del país

En Quito, 10 hoteles emblemáticos han cerrado sus puertas, según voceros de este sector.
29 de diciembre de 2020 08:00

Los representantes de los sectores hoteleros y de comidas analizan el impacto de las nuevas medidas de restricción en estas festividades. Las pérdidas se agudizaron para ambos sectores, que ahora piden mayor oxígeno para soportar el nuevo año. Hablan de un proyecto de ley de quiebra y de incentivos tributarios que permitan la reactivación económica y conservar las plazas de trabajo.

El comercio y el sector hotelero tenían la esperanza de reactivarse durante este mes, pero las recientes medidas les sorprendieron. Norman Bock, presidente ejecutivo de la cadena de hoteles en Quito, indicó que “los hoteles y sitios turísticos estaban preparados para diciembre, todos contaban con medidas de bioseguridad, todos superamos las exigencias que el mismo Gobierno tiene, pero no pudimos aplicarlas.”

Para la presidenta de la Asociación de Restaurantes de la provincia del Guayas, Francesca Ferrero, la situación es más grave que antes. “La gente ya no tiene qué comer y el Gobierno tampoco, entonces con qué excusa nos podemos dar el lujo mientras manejamos números epidemiológicos agradables, sostenidos. Incremento va a existir porque el virus se va a mantener, quién ha dicho que vamos a medir la temperatura del país por el número de contagios, se lo debe hacer por el número de fallecidos.”

En el caso del sector hotelero, el balance a nivel nacional durante el feriado de Navidad no es nada alentador: 0% de ocupación según su representante. “Yo creo que esta era una buena oportunidad para que el sector tuviera una ligera recuperación, esto no implica que el sector se hubiera reactivado pero la economía se habría dinamizado.”

Los restaurantes tuvieron un panorama similar, considerando que en la provincia del Guayas, las plazas de trabajo son aproximadamente 10 mil directas y más de 40 mil indirectas. “Nuestro sector arrastra $ 330 mil millones en pérdida, ¿quién se responsabiliza por todo el producto que se perdió cuando compramos? Es que recién el lunes nos avisan y te alertan que no vas a poder vender. Entonces, ¿qué hacemos con la materia prima? Botarla”, exclamó Ferrero.

Consideran que las medidas se anunciaron tarde, cuando la industria de hoteles y alimentos ya se había preparado para ofrecer sus servicios. “Para mí la materia prima se bota. Pero el capital humano es irremplazable, han invertido dinero y tiempo, es personal que se ha puesto la camiseta contigo, es la parte de humanidad que la gente se olvida, las personas no son cifras, son personas”, sostuvo la Presidenta de la Asociación de Restaurantes del Guayas.

Que ahora más que nunca, es necesario pensar en acciones directamente para la empresa privada y que ésta pueda sostener los empleos. “Mi llamado es a trabajar en equipo, que, si hace falta gente que sepa cómo ayudar, ayudarles. Existen planes donde todos podemos vernos beneficiados y no perjudicados, hoy no solamente es el sector de alimentos, cuántos proveedores más se encuentran en la cadena de valor que viene atrás de nosotros.”

Hasta el momento, de los 4.100 establecimientos de alojamiento registrados en el país, 534 han cerrado su RUC en el SRI. En Quito, 10 hoteles emblemáticos han cerrado sus puertas. “La afectación económica que se arrastra, y fuera de eso tener que hacer una inversión para estar provistos de materia prima, genera doble afectación”, señaló Bock.

Plantean la posibilidad de presentar un proyecto de Ley de Quiebra para todas las empresas que no podrán sostenerse el próximo año, sumado a un proyecto de ley de incentivos tributarios que, según el gremio hotelero, ya fue puesto en conocimiento a las autoridades. (I)