Asociaciones de pescadores rechazan nueva veda

11 de agosto 09:27

La revisión de sanciones, mayor control de las embarcaciones en Galápagos y que no haya una nueva veda este fin de mes, fueron algunos de los pedidos que formularon representantes de asociaciones de pescadores nacionales a las autoridades nacionales.

Los dirigentes de pesca artesanal concluyeron que sumados todos los días, entre vedas y desove, la flota estará en puerto sin realizar faenas, ni esfuerzo pesquero para este 2020, un total de 170 días, con un período de cerca de medio año, lo cual  causa efectos negativos en la economía de este sector en estos momentos de pandemia. 

El sector pesquero solicita que se tome en cuenta como período para la siguiente veda desde el 23 de diciembre de 2020 hasta el 6 de febrero de 2021, en virtud del poco esfuerzo pesquero realizado en este año y en pro a la conservación de las especies. Rechazan que se tenga previsto imponer una veda a finales de este mes.

Alfonso Delgado, representante de la Asociación Coordinadora Nacional de Organizaciones Pesqueras y Afines del Ecuador, señaló que la actual ley de pesca es muy sancionadora.

Por su parte, Andrea Intriago, de la Asociación de Barcos Chinchorreros con red de cerco de Crucita, manifestó que el artículo 104 es injusto, porque "prohíbe realizar nuestras actividades dentro de las 8 millas, cuando nuestra actividad es dentro de esta zona".

También, cuestionó el hecho que las sanciones puedan llegar hasta los 1.500 salarios básicos.

José Sornoza, Presidente de la Asociación de Producción Pesquera y Armadores de Manta, indicó que la ley está hecha para todos por igual;  "no podemos ser comparados con los grandes barcos que cuestan millones de dólares".

Mariana Quijije, de la Asociación Amigos del Mar de Posorja, manifestó que son 6 los artículos que se deben reformar, y no pueden comparar un barco de madera de hasta 22 metros con un verdadero barco industrial, que tiene hasta 2000 toneladas de capacidad.

Finalmente señalaron que la afectación sería para más de 100.000 familias de dependen de la actividad pesquera en forma directa. (I)