La apicultura trae nuevos ingresos a los agricultores

- 04 de enero de 2019 - 00:00
Manuel Chóez (i) es un apicultor con 34 años de experiencia. Apunta que la capacitación es su principal necesidad.
Foto: William Orellana / El Telégrafo

La actividad consiste en cuidar un enjambre de abejas dentro de la colmena para obtener miel. El Ministerio de Agricultura entrega insumos y da capacitación técnica.

Los agricultores que apuntan hacia la apicultura para generar nuevos ingresos reciben entrenamiento para cada etapa del proceso productivo. Este inicia con la búsqueda del panal de abejas, la captura y su colocación en un apiario.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) identificó 106 apicultores en los cantones Jujan, Balzar, Colimes, Daule, El Empalme, El Triunfo, Guayaquil, Isidro Ayora, Naranjal, Milagro. También en Nobol, Palestina, Pedro Carbo, Santa Lucía, Yaguachi, Durán y Bucay.

En conjunto suman 1.442 colmenas. Este diario visitó a los apicultores del recinto la Zanja, del cantón Jujan, en donde 19 personas se dedican a esta actividad.

Una de ellas es Manuel Chóez, quien ha laborado en este sector durante 34 años y asegura que conoce muy bien a estos insectos.

Cuando este apicultor encuentra un panal de abejas en el campo las retira del árbol y las lleva a un apiario que se convertirá en su casa.

Esta debe tener tres pisos; en el primero se procrea la familia de la colmena, en el segundo se encuentra la cámara de producción de miel y en el tercero, la colmena está en un potencial de producción de 100%.

El proceso de extracción de miel solo se realiza en verano, ya que la abeja es un insecto que recopila miel para abastecerse en el invierno. En esta época hay escasez, porque las lluvias lavan las flores y las abejas solo encuentran agua.

Una colmena en verano puede producir dos canecas de 40 litros cada una. Chóez las comercializa hasta en $ 18.

Como toda actividad, la apicultura tiene su riesgo. “Hay abejas mansas y también asesinas. Por eso es importante capacitarse y al momento de ingresar a un apiario usar el equipaje apropiado para su manipulación”, acotó el productor.  

Comentó que aún hay mucha ignorancia en la actividad, pues las personas tumban el panal, se llevan la miel y la abeja queda botada.

“Nosotros, en cambio, le damos un buen trato, una casa donde la cuidamos y ella como pago nos da la miel y sus derivados”. Sus productos los vende en Guayaquil y Milagro.

Entre otros productos que se obtienen se encuentran el polen, cera, propóleo y jalea. Se comercializan en Guayaquil y Milagro como remedios naturales para prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, además en afecciones de la garganta y respiratorias.

Los 19 apicultores de Jujan buscan asociarse para obtener más beneficios. Hasta el momento reciben capacitación del MAG sobre el tratamiento, riesgos y cuidados de  las abejas.

Virginia Herrera, técnica del MAG, explicó que a través del programa Innovación se   entregaron cajas de Amstron (apiario) y los trajes para los apicultores.

Las cajas que recibieron los apicultores producirán al año un promedio de 20 litros de miel de abeja cada una, que servirán como una importante fuente de ingreso. Cada litro de miel se comercializa entre $ 15 y $ 20.

Además, el MAG gestiona créditos con BanEcuador ya que es un nuevo cultivo y ayuda a mejorar la calidad de vida de los pequeños agricultores.

El Ministerio de Agricultura entregará durante este mes 70 kits apícolas en Guayas. El objetivo de este programa es incentivar a los agricultores que deseen cambiar sus cultivos convencionales por esta nueva fuente de ingreso.

El entrenamiento se inicia con la preparación de la vestimenta apropiada, que debe ser totalmente sellada para evitar que una abeja penetre.

Para capturarlas desde el panal y calmarlas a su salida, se utiliza el ahumador, incluido en el kit apícola.

Jhon Fienco, técnico del MAG, explicó que es importante que el apicultor se mantenga tranquilo para no abusar del ahumador ya que puede asfixiar a los insectos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: