A los asesores contables les va de “maravilla” esta época

30 de marzo de 2012 - 00:00

Doce mil contadores hay en la provincia del Guayas. Ellos atraviesan por un buen momento económico debido al crecimiento de la demanda de sus servicios, generado por la cultura tributaria que desde el 2008 con éxito ha impuesto el Gobierno, revela Ernesto Mackliff, presidente del Colegio de Contadores del Guayas (CCG).

Ahora -agrega- el número de personas que quieren declarar es mayor y la demanda de servicios profesionales  significa mayores  ingresos a los Contadores Públicos Autorizados (CPA) y Contador Bachiller Autorizado (CBA). Esto, en apremio porque este 31 de marzo concluye el plazo para declarar el Impuesto a la Renta de las personas naturales y el próximo 30 de abril de las empresas con personería jurídica.

Sin embargo, hay un segmento de la población que también evidencia una mejoría en sus ingresos con el trámite de las declaraciones tributarias: son los no profesionales con conocimientos contables, quienes se dedican a la labor de realizar la declaración de los impuestos, en especial el IVA (Impuesto al Valor Agregado) y la Renta.

El servicio que prestan estos últimos, es a las personas que utilizan facturas sin necesidad de llevar contabilidad, o a empleados que superan la base imponible de ingresos anuales.

Mackliff reconoce que el gremio que dirige evidencia  un incremento en el número de personas en recibir las capacitaciones especializadas que ellos dictan. “También en los seminarios observamos el interés de personas que no son profesionales, pero que quieren conocer las últimas reformas. Todo aquello es positivo, porque logramos el objetivo para el cual fue creado el gremio. No obstante, quienes requieren servicios contables deben exigir que sea un profesional CPA o CBA”.

Asesores tributarios

Gustavo Ruíz, propietario de un restaurante, llegó junto a su asesor contable desde el cantón Nobol, provincia del Guayas, hasta los bajos del SRI para proceder a declarar sus impuestos. Enfatizó que tuvo que pagar 20 dólares para que le hagan el trámite tributario; se lo hicieron rápidamente, ya que él tenía en orden todas las facturas de su negocio. “Vi por la  televisión que el trámite se lo puede hacer a través del Internet; pero, sinceramente, para nosotros que vivimos en los pueblos es complicado hacerlo por medio de este sistema. Necesitamos mayor capacitación para no recurrir a los asesores tributarios que cobran según el pato”, señaló Ruíz, quien aseveró que a algunos de sus amigos les cobraron hasta 100 dólares por ayudarles a declarar el Impuesto a la Renta.

Christhian Chiriboga Casal se considera un asesor contable formado de la experiencia. Afirma que el Servicio de Rentas ha hecho lo que se debió hacer mucho antes en el país, y es que todos debemos declarar los impuestos.
“Aquello provee de trabajo a los profesionales y a nosotros que conocemos del tema. Cobramos $ 5 por trámite, es decir, por llenar cada formulario. No es tan fácil hacerlo correctamente, como a algunos les parece”.

Juan Miguel Avilés, director regional del SRI, informa que los trámites son gratuitos; se brinda capacitación todos los días en las salas de la entidad (tanto en el Word Trade Center como en agencias). “Soliciten la capacitación y evítense los asesores tributarios o tramitadores, que los pueden meter en más problemas o les pueden hacer incurrir en gastos innecesarios. Están pagando grandes cantidades de dinero a los asesores tributarios por gusto; diez, veinte dólares, cuando el trámite es sencillo. Se los capacita y listo, podrán hacer su declaración de impuestos sin problemas”, afirmó.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: