Séptimo memorial de conciencia pública provoca reflexión

29 de marzo 00:00

La propuesta performática de Juan Carlos Donoso, compuesta por una exposición visual de varias caricaturas ganadoras, junto con un acompañamiento musical a cargo de José Manuel Ortiz y Eduardo Donoso, crearon el ambiente propicio para que María Fernanda Restrepo iniciara la lectura de varios de los cuentos presentados en el concurso de Cuento y Caricatura “Feriado Bancario”, convocado por el Ministerio de Cultura, a través de la Subsecretaría de Memoria Social, el pasado miércoles.

La sutil, pero no menos potente, voz de Restrepo dio vida a cada uno de los relatos que estuvieron contenidos en la memoria de los niños y adultos que participaron. La intensidad de la composición musical, la álgida narración y la acertada interpretación visual generaron en los asistentes un estado, que se reflejaba en sus rostros, de reflexión sobre los hechos acontecidos en 1999.   

El acto inició con las palabras de Alejandro López, director de Procesos de la Memoria Social y Colectiva, quien lideró este proyecto. López felicitó a los participantes y explicó la forma como se produjo la convocatoria, que logró reunir a más de 7.000 ciudadanos y ciudadanas de todas las edades y de diferentes regiones del país y del extranjero, quienes participaron en las categorías de Cuento y Caricatura en Talento Joven, Adulto y Mayor.

El jurado oficial estuvo compuesto por la escritora Silvia Stornaiolo, el cineasta Alberto Muenala, el historiador Ángel Emilio Hidalgo, representando a la Bienal de Cuenca; María Elisa Carrasco y el periodista Diego Cazar Baquero, quienes realizaron tres reuniones de trabajo en las que se logró escoger las obras que resultaron galardonadas.

A pesar de que han pasado catorce años desde el feriado bancario, las huellas que  se tildaron como una violación masiva a los derechos humanos aún se mantienen vivas. Los testimonios de los trabajos ganadores no solo se remiten a quienes perdieron sus bienes, su trabajo o su vida, sino también a los hijos e hijas, nietos y nietas, ancianos y ancianas que salieron a las calles reclamando justicia y lo que les pertenecía.

En el evento, que premió a los ganadores y que lanzó el libro “Memorias del Feriado Bancario”, contó con la ministra Érika Silva y de varias dignidades de esta cartera. Explicó la autoridad que la Red Nacional de Memoriales Públicos de Conciencia, creada en 2010, por mandato constitucional, busca contribuir a la democratización de la memoria, “estableciendo una conexión entre el pasado y el presente para promover la justicia social en la nación”.

Por ello es importante “trabajar directamente con la ciudadanía e involucrarla en un proyecto conjunto que permita crear una memoria social y colectiva, pues solo así se podrá combatir actos de corrupción, como el sucedido en el salvataje bancario”, enfatizó Silva.

La ceremonia finalizó con la premiación y entrega pública de reconocimientos económicos y certificados de participación, tanto para los ganadores  como para las obras que recibieron menciones de honor.

Los reconocimientos otorgados por el Ministerio de Cultura a los ganadores, a parte del estímulo económico, consistió en un banco de libros y una ruta cultural a la ciudad de Bogotá.

El evento convocó a decenas de asistentes, en los que se incluyó a familiares de los participantes y público particular, quienes pudieron acceder de manera gratuita a un ejemplar del libro “Memorias del Feriado Bancario”, que podrá ser adquirido en las instalaciones del Ministerio de Cultura y del Museo Nacional de la misma institución, ubicados en la capital.