Sí habrá Festival de Loja, sus opciones no se definen

El ministro de Cultura y Patrimonio, Juan Fernando Velasco, confirmó en una entrevista vía Zoom con EL TELÉGRAFO que tanto la modalidad del encuentro como su presupuesto estarían por concretarse.
19 de abril de 2020 00:00

“El Festival Internacional de Artes Vivas de Loja  -FIAVL- y Programa Nacional Camino a Loja se desarrollarán anualmente de forma ininterrumpida, permanente y obligatoriamente en el mes de noviembre en la ciudad de Loja”. Así lo establece la Ley Orgánica para la institucionalización del Festival de Loja.

La normativa tiene vigencia desde enero de 2019, cuando pasó a Registro Oficial. En ese entonces se habían desarrollado solo tres ediciones del mismo.

Este año se debe realizar la quinta edición, pero el panorama mundial por la propagación del covid-19 ha llevado a la cancelación de encuentros referenciales en el mundo de las artes escénicas, como el Festival de Aviñón y hace que el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP), ente rector del sector y del cual depende el presupuesto de su realización, busque alternativas y responda a la ley.

El lunes 13 de abril, el alcalde de Loja, Jorge Bailón, dijo en una rueda de prensa que se cancelaba el encuentro artístico sin dar detalles.

“En el Cabildo se van a discutir las mejores opciones sobre este tema. Hay que estar pendientes para que podamos superar estos momentos. Por ahora, hay que aplicar medidas que prohíben el encuentro público”, señaló Bailón en una entrevista telefónica tres días después de su anuncio.

Ese mismo día, el ministro de Cultura y Patrimonio, Juan Fernando Velasco, aclaró que el FIAVL es uno solo, que no se distingue entre el IN –todo lo que ocurre en teatros– y el OFF –todo lo que acontece en la calle y espacios púbicos–. Sin embargo, señaló que durante la última edición el Cabildo de Loja manejó de manera independiente el Festival OFF.

El presupuesto del Municipio para dicha actividad bordeó, según Bailón, los $ 500.000.

Este año habían acordado construir la agenda del encuentro en conjunto. “El alcalde habla de la parte que tiene que ver con lo que ellos hacen. No es potestad del Alcalde suspender el festival”, aclaró Velasco. 

De todas formas, tanto el ministro como el alcalde de Loja sostienen que hay que esperar el desarrollo de la pandemia para definir las alternativas para el festival.

“Los gobiernos del mundo han modificado sus decisiones y restricciones respecto al amotinamiento social. De la misma manera vamos a tener que ir aprendiendo y evaluando cómo vamos a salir de esta cuarentena. Cuánto va a tomar y cuán laxos vamos a llegar a ser de aquí a noviembre”, dice Velasco.

Por ahora, anuncia que  se plantean alternativas con el sector a partir de los distintos escenarios posibles.

“El festival se va a realizar de cualquier manera, tenemos alternativas presenciales y virtuales, para cumplir con los requerimientos, pero además porque sentimos que es una herramienta fundamental para la motivación de las artes escénicas en el país”.

Por el momento, la única decisión en firme respecto al modo en que se realizará el festival es que se enfocará en los artistas ecuatorianos “para generar ingresos y posibilidades de presentación en una situación tan compleja”.

Por otro lado, si hasta inicios de este año el presupuesto referencial era de $ 1’500.000, su recorte, como en otros sectores, es inminente y la decisión depende del Ministerio de Finanzas.

Velasco dice que como ente rector tienen la función de que el recorte “sea al menos proporcional con el resto de ministerios y lograr que ese dinero termine en manos del Ministerio de Cultura para destinarlo a quienes verán mermado su trabajo como fruto de la pandemia”.

Diego Naranjo, director de la Casa de la Cultura, núcleo Loja, considera que “el festival debe replantearse y que exista una nueva modalidad, podría ser formativa, un proceso de formación artística y que se dedique a la convocatoria del siguiente año”.

Señala que en el Caso de la Casa, por ejemplo, todas las convocatorias que teníamos se mantienen pero serán virtuales.

El sector cultural de la provincia aún no ha definido una respuesta sobre el tema pues esperan tener una respuesta concreta, oficial y detallada de parte del Ministerio de Cultura y Patrimonio, para a su vez proponer alternativas.  (I)

Dirección de Cultura propone una “reunión”
El alcalde de Loja, Jorge Bailón, dijo que una de las acciones que tenía previsto el Cabildo para el encuentro de artes escénicas era integrarlo con las fiestas de Independencia de la ciudad. Al ser cuestionado sobre un posible plan de incentivo para los artistas, el alcalde reiteró la propuesta para las fiestas de Independencia y la imposibilidad que existe en el momento actual y agregó que

“En tiempos normales la cultura se logra mantener muy poco con apoyo institucional, ahora en los tiempos en los que estamos todos tenemos que hacer un sacrificio. Realmente el tema de la cultura se lo podría manejar en medios digitales, pero eso por el momento la ciudadanía lo va a ver mal, porque se requieren recursos para el tema sanitario y otros”.

Dice que desde la Dirección de Cultura del Cabildo existe un plan que tiene “más el ánimo de dar un entretenimiento en los hogares, con el propósito de que no se aburran”.

Este plan consistiría en que los conjuntos, las orquestas se puedan presentarse de forma esporádica. “La Dirección de Cultura lo ha nombrado como una reunión, pero son cosas que posiblemente no tienen mayor peso, en medio de lo que ocurre”, indica Bailón.

A pesar de que para Bailón la toma de decisiones para el sector no tendría mayor peso, de acuerdo a la Ley que establece la institucionalización del Festival de Loja, dicha ciudad está reconocida como Capital Cultural y Musical del Ecuador, considerando que una parte de la población está ligada a procesos artísticos. (I)

Durante la última edición del Festival Internacional de Artes Vivas de Loja, varios grupos de teatro locales montaron de manera colectiva la obra Los Sangurimas.
Cortesía del MCyP
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado