Lanzamiento mundial del iPhone X generó ganancias en Apple y Wall Street

- 12 de noviembre de 2017 - 00:00

El dispositivo hizo que la ‘manzana’ alcance un valor de mercado que se aproxima a los $ 900.000 millones.

El iPhone X llegó a las tiendas del mundo, para regocijo de los amantes de la marca, a quienes no intimidó el elevado precio de este modelo de lujo, diseñado para marcar el décimo aniversario del celular estrella de Apple.

Gracias a que el smartphone ya pudo ser obtenido por los usuarios, la bolsa de Nueva York cerró la semana pasada en niveles récord, impulsada por el avance de Apple y la actividad en el sector servicios: Dow Jones +0,10%, Nasdaq +0,74% y S&P 500 +0,31%.

Según los datos definitivos el índice estrella Dow Jones Industrial ganó 21,95 puntos a 23.539,19 puntos, el Nasdaq de valores tecnológicos sumó 49,49 puntos a 6.764,44 puntos y el S&P 500 aumentó 7,98 puntos a 2.587,83 puntos.

En la semana, el Dow subió 0,44%; el Nasdaq, 0,94%, y el S&P 500 0,26%. Los tres índices fueron sostenidos por resultados de empresas que resultaron mejor de lo esperado, como lo fue con la empresa de la ‘manzana’.

Apple, que el jueves 2 de noviembre presentó entusiastas resultados trimestrales, llegó a superar un valor de mercado de $ 900.000 millones en la apertura, pero luego se replegó y terminó en alza de 2,6%.

El iPhone X que salió a la venta en 50 países, fue recibido en primera instancia en el sector de Asia-Pacífico, que gozó de unas horas de ventaja gracias a la diferencia de huso horario.

El nuevo celular inteligente de Apple, preocupado por convencer al público de que puede seguir innovando en un mercado cada vez más competitivo, presenta una nueva fisionomía.

Así, su botón redondo home, normalmente situado en la parte de abajo de la pantalla, pasa a ocupar prácticamente toda la cara anterior del dispositivo. Además, esta versión se desbloquea por reconocimiento facial y dispone de una pantalla último modelo de tipo OLED.

La marca de la ‘manzana’ presentó este modelo a mediados de septiembre junto al iPhone 8 para competir con el Galaxy Note 8 de Samsung y el Mate 10 de Huawei en el segmento de teléfonos inteligentes de alta gama.

Reacciones en Asia

En Hong Kong, los clientes que habían encargado su celular por internet y que esperaban para poder comprarlo, explicaban que su coste bien valía el esfuerzo.

“Es el teléfono del décimo aniversario. De todas formas, los otros teléfonos inteligentes como los Samsung tampoco son mucho más baratos”, declaraba Tony Yeung, un banquero de 35 años, en la fila de espera delante de una tienda Apple de la excolonia británica.

“Es práctico, podemos desbloquearlo con solo ponérnoslo delante de la cara al despertarnos por la mañana”.

Yeung ha comprado, incluso, dos ejemplares de la versión 64 GB, a $ 8.588 de Hong Kong
($ 1.100), para él y su esposa. El modelo 256 GB cuesta $ 9.888   hongkoneses ($ 1.267).

“Vale la pena”

Keith Li, un estudiante de 22 años, cuenta que todos sus amigos han ahorrado para poder comprarse el iPhone X.

El reconocimiento facial no preocupa a Nam So, de 36 años. Prefiere esta tecnología al desbloqueo por la huella digital.

“Si las manos sudan, no se desbloquea. Con el reconocimiento facial, ya no existirá ese problema”, declara a la AFP.

En Singapur, unos 300 seguidores esperaron toda la noche frente a la Apple Store, la primera del sureste asiático.

Supakorn Rieksiri y Kittiwat Wang, ambos de 22 años, cuentan que han venido desde Bangkok para adquirir cuatro iPhone X, dos cada uno.

“Con todas sus características distintas, como el reconocimiento facial, la pantalla más grande, vale realmente la pena”, afirma Rieksiri, precisando que uno de los celulares será para su madre.

Recibimiento en EE .UU.

Por diferencia horaria, los californianos estuvieron entre los últimos del país en tener en sus manos en el iPhone por los 10 años de salida del dispositivo.

Pero esto no disuadió a los fanáticos de hacer cola fuera de la tienda de Apple en el centro de San Francisco, y a algunos incluso de dormir allí, como Guilherme Rossi, de 23 años, que vino de Brasil expresamente para la ocasión y que colecciona iPhones.

“Tengo uno de cada uno (modelo). Tan pronto como sale uno nuevo lo compro, y los viejos..., los guardo en una caja”, dice, aunque reconoce que el producto, que arranca en $ 999 en Estados Unidos, es caro.

Pero no importa: “Me encanta esta marca porque es genial y por todas las prestaciones” que tiene el nuevo modelo.

Con los ojos ocultos por un sombrero, Francisco Rivera, de 40 años, cuenta que también pasó la noche en la acera “para tenerlo primero y presumir”.

Tal como otros clientes, es recibido con aplausos por los empleados de Apple, un espectáculo que se ha convertido en un clásico en los diez años de existencia del iPhone.

Resto del mundo

En Londres, Mohammed Haroon, de 17 años, contó que el celular será a la vez su regalo de cumpleaños y de Navidad. Cerca de él, Makan, un informático de 30 años, dice que el iPhone X es un gran paso tecnológico.

“Trabajé este verano para poder comprármelo”, explicó Jeremy, de 21 años, que acudió a una tienda Apple de París a comprar la versión más cara, de más de 1.300 euros ($ 1.513), un monto superior al salario mínimo mensual neto en Francia.

En Fráncfort (Alemania), Timo, un estudiante de 16 años que recorrió 80 kilómetros para recoger su celular encargado por internet, aseguró que “todas las reservas se terminaron en menos de diez minutos”.

Mientras tanto, en el elegante barrio de Kolanki, en Atenas, la expectación era menor frente a la tienda del distribuidor de Apple.

Vyron Hatzidromou, de 38 años, dijo que siempre compra la última versión cuando sale, “por el bombo publicitario y la diversión”. El modelo que tenía en la mano le costó 1.300 euros, casi tres veces el salario mínimo griego. “Es caro, pero vale la pena”.

En París, la organización Attac convocó una manifestación con ocasión del lanzamiento, para denunciar “10 años de evasión fiscal que han permitido (a Apple) acumular más de
$ 230.000 millones”.

Apple se ha fijado un objetivo ambicioso: reinventar el celular inteligente para plantar cara a la feroz competencia del gigante surcoreano Samsung o de grupos chinos.

El iPhone representa más de la mitad de su volumen de negocio. Apple publicó un beneficio neto con un alza del 19%, hasta los $ 10.700 millones, para el cuarto trimestre de su ejercicio, cerrado el 30 de septiembre.

Tim Cook, su jefe, declaró que los pedidos del iPhone X eran “muy fuertes por parte de los consumidores” y de los agentes de venta (tiendas, operadores), prediciendo que el trimestre en curso sería muy bueno.

El estadounidense vaticinó un volumen de negocio récord entre octubre y diciembre, de entre
$ 84.000 y $ 87.000 millones. Tim Cook insinuó que esto se debería al iPhone X, pero también al iPhone 8 y al iPhone 8 Plus. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: