Baltazar Ushca se incorporó en programa de alfabetización

- 31 de agosto de 2018 - 13:09
Baltazar Ushca, hielero, escribe su nombre para demostrar lo que aprendió en la campaña de alfabetización.
Foto: Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Baltazar Ushca, el último hielero del Chimborazo, es parte de los 10.000 ecuatorianos que  ya pueden leer y escribir gracias a la campaña de alfabetización “Todos ABC” del Ministerio de Educación.

En la ceremonia de incorporación, Baltazar escribió por primera vez su nombre y  se mostró orgulloso del esfuerzo en todo el proceso.

“Ya puedo entender mi nombre y leer; esa era una de mis metas. Siempre fue mi anhelo y antes no lo pude realizar. Poner mi nombre es algo increíble que me deja muy contento”. 


La misma sensación mostró Nina Ortiz, ama de casa que supera los 60 años y la mejor puntuada entre quienes aprendieron a leer y escribir. Ella alcanzó la calificación perfecta de 10/10.

“Estoy orgullosa de mi esfuerzo diario porque  fue muy complicado aprender cada una de las materias, pero sabía que podía lograrlo”.

Ella siempre sintió la necesidad de comunicarse por escrito y ahora que sus hijos son mayores tomó la decisión de enrolarse en este proceso.

“Algún momento tendré que defenderme sola y por eso me propuse alcanzar esta formación. Fue una linda experiencia que se facilitó cuando veía cada uno de los textos y cuadernillos”.

Por su parte Hilda Rosales, madre soltera de 31 años, contó que sus hijos de 16 y 9 años fueron su principal motivación para continuar la básica superior, la cual abandonó precisamente por su embarazo en la adolescencia.

“Todos los días tuve que dejar a mis hijos solos pero eso valió la pena porque demostré que con esfuerzo todo es posible”.

Luis Yandún, de 30 años, fue el estudiante más destacado en la básica media y alcanzó un puntaje de 9.74; mientras Martha Villamarín, de 55 años, obtuvo 9.80.

Todos recibieron su reconocimiento por parte de las autoridades presentes en la ceremonia efectuada en el coliseo del colegio Consejo Provincial de Pichincha, al sur de Quito.

171.000 inscritos
En el programa Todos ABC, que incluye el bachillerato acelerado, están inmersas 171 mil personas de todo el país y 3.200 del exterior.

De todo ese universo alrededor de 63.842 completaron la primera fase de la enseñanza. Además de los alfabetizados, 26.765 concluyeron la básica media y 27.125 completaron la educación básica.

“Desde el Ministerio de Educación garantizamos la permanencia de este programa que representa una inversión de $ 50 millones y que por su costo-beneficio es uno de los más eficientes dentro de la política pública”, mencionó Fander Falconí, ministro de Educación.

El plan, que contempla distintas modalidades para que los alumnos concluyan la totalidad de la educación secundaria, arrancó en septiembre del año anterior y ya graduó a 19.000 bachilleres.

Según el Mineduc, en el país existen alrededor de 5.4 millones de personas con bachillerato inconcluso.

“Hay que dar las mayores opciones para que las personas puedan culminar esta fase de escolarización porque es vital para su vida futura”.

Esa cartera de Estado emitió el año anterior datos sobre analfabetismo e informó que en Chimborazo existen  55.889; en Los Ríos  40.640; en Cotopaxi, 31.547; en Azuay, 28.857, y en Imbabura, 26.106 personas.

Por eso, el ministro del ramo aclaró que Ecuador no ha eliminado el analfabetismo aunque precisó que no hay datos recientes al respecto, solo los que refiere el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) de 2010.

“Pero de acuerdo a la Encuesta de empleo y subempleo y desempleo (Enemdu), que no es educativa y que por eso tendría ciertos errores, existirían alrededor de 600 mil analfabetos en el país”, refirió Falconí.

El primer mandatario, Lenín Moreno, resaltó el impacto del programa en la población que por diferentes motivos no ha terminado la enseñanza secundaria; y alabó la entrega de cada estudiante en esta primera fase.