La bondad llegó a Solca desde las aulas de clases

- 23 de junio de 2018 - 00:00
Caritas pintadas, juegos infantiles y concursos fueron parte de la celebración que los estudiantes universitarios prepararon para los pequeños.
Foto: cortesía de Andy Carmigniani

Estudiantes de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte realizaron una mañana de integración con los niños que se atienden en esta casa de salud.

Después de una ardua preparación y planificación llegó  el momento esperado por un grupo de estudiantes de Periodismo de la Universidad Laica Vicente Rocafuerte de Guayaquil. Ellos, como parte de la asignatura Televisión y con la supervisión de los docentes Evelin Cadena y Manuel Lázaro, visitaron a los niños que son atendidos en  Solca (Sociedad de Lucha Contra el Cáncer).

Laactividad se la realizó el pasado 1 de junio en la Sala de Juegos por el Día del Niño.

Los estudiantes realizaron diversas actividades con los menores, entre ellas juegos.

Cuando los dos primeros  infantes ingresaron de la mano acompañados de sus padres fueron recibidos con aplausos por los jóvenes estudiantes.

Amplias sonrisas se destacaban en los rostros sorprendidos de aquellos pequeños que no esperaban ver a tantos chicos listos para compartir este día junto con ellos.

“Los niños merecen todas nuestras atenciones no solo en días festivos como estos. Debemos tratar que más jóvenes, ya sean universitarios o particulares, se unan y regalen momentos alegres a quienes se encuentran en una constante lucha contra el cáncer”, comentó María José Vives, estudiante de la Laica.

A las 10:30, al ritmo de la canción infantil “Chuchuwa”, los menores empezaron a bailar. Los jóvenes se integraban con los pequeños para que estos se diviertan

Sara Gómez, de 50 años, quien acompañaba a su sobrino ese día a una consulta, comentó que estaba muy a gusto con la actividad realizada. “Animar a estos menores en momentos difíciles  hace que cualquier situación adversa sea más llevadera,  reuniones así los motivan. He visto a pequeños que llegaron muy desanimados, pero al ver la reunión y los concursos se apresuraron a participar”.

Patricia Castro, quien estaba  con su hijo de tres años, aseguró que la actividad que realizan los universitarios motiva a los pequeños.

“Existen momentos en que tanto los niños como sus padres acuden con la moral baja. La enfermedad que padecen sus hijos trastorna la vida de ellos y de sus familiares. Lo que hacen los muchachos es muy esperanzador”.

Gisela Raymond, quien integra el Comité Ético de Solca, dijo sentirse muy complacida con la iniciativa de este grupo de jóvenes, quienes junto con la institución en donde estudian desarrollan proyectos y experiencias que ayudan a la formación profesional de los futuros periodistas. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: