Ecuador, 02 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Medio millón de niños británicos son anémicos

Para algunos niños ingleses el almuerzo (gratuito) en los colegios es su única oportunidad del día para comer.
Para algunos niños ingleses el almuerzo (gratuito) en los colegios es su única oportunidad del día para comer.
Foto: Leonardo Boix
18 de abril de 2016 - 00:00 - Leonardo Boix, corresponsal en Londres

Miles de alumnos británicos inician el período escolar en Inglaterra mal alimentados y hasta desnutridos por problemas económicos crónicos en sus hogares, de acuerdo a un informe elaborado por el Comité parlamentario contra el Hambre.

El grupo de legisladores ingleses concluyó que un creciente número de estudiantes en el país no se alimenta lo suficiente.

El informe destacó que el año pasado al menos 6.367 niños británicos iniciaron el ciclo lectivo mal alimentados o con signos de desnutrición, un aumento del 16% comparado con 2012.   

Además, agregó que 7.663 niños en el último año de la escuela primaria estaban mal alimentados o tenían muy bajo peso, lo que representa un aumento del 15% desde hace cuatro años.

El Comité dio cuenta además de un análisis estadístico de la Biblioteca de la Cámara de los Comunes, que concluyó que en 2011 más de medio millón de niños menores de cinco años en Gran Bretaña “eran anémicos”, el mayor índice en 20 años.

“Para una minoría de niños, el almuerzo (gratuito) en los bares de los colegios representa la única oportunidad del día para comer algo sustancioso”, destacó el informe parlamentario.

El Comité instó al Gobierno conservador a utilizar parte del dinero recaudado a partir del nuevo impuesto a las bebidas azucaradas para ampliar el programa de almuerzos escolares para niños pobres o de clases humildes. Una de las propuestas fue dar de comer a los chicos en días feriados o de vacaciones.

“El Gobierno también debe asegurarse de que las familias pobres reciban subsidios para obtener leche gratis, frutas y verduras con el fin de alimentar a sus niños”, agregó el Comité.  

Los parlamentarios indicaron que en una época en que la obesidad infantil es cada vez mayor en el Reino Unido, “ha crecido de forma sorprendente el número de niños que comienzan el ciclo lectivo mal alimentados o desnutridos”.

El reporte de los diputados informó que en algunas escuelas de Inglaterra, hasta el 20% de los alumnos llegan con hambre al colegio, y en ciertos casos la falta de alimentación “es grave”.

“No contamos con suficiente evidencia como para describir un panorama a nivel general, pero existe suficiente información que indica que demasiados niños en edad escolar van con hambre al colegio”, agregó.

El estudio concluyó que en la mayoría de esos casos, las familias “no cuentan con suficiente salario” para alimentar adecuadamente a sus hijos, aunque también existe evidencia de “negligencia” y “mala crianza”.

“Hay algo muy preocupante detrás de todo esto y creemos que existen dos factores principales”, afirmó el parlamentario laborista Frank Field, presidente del Comité a cargo del informe.

Según el legislador opositor, uno de los factores es una crisis de valores en las familias británicas, como también una caída en los ingresos y salarios. “Es una tragedia si alguno de estos problemas afecta a los niños, pero es incluso más horrible si los menores se ven afectados por ambos factores. ¿Cómo puede ser que la quinta economía más rica del mundo no esté al tanto del daño físico que le causa a los niños la falta de alimentación?”, se preguntó Field.

El parlamentario laborista admitió además que el problema se complica “porque cada vez menos votantes creen en esos informes”, debido a una “guerra política” entre el Gobierno encabezado por David Cameron y el grupo de caridad Trussell Trust, a cargo de casi la mitad de las ollas populares en el país.  

El exministro de Trabajo y Pensiones, Iain Duncan Smith, había acusado al Trussell Trust de “hacer la guerra” al Gobierno al publicar cifras “engañosas” sobre pobreza alimenticia en el Reino Unido.

Por tal motivo, los parlamentarios dijeron que están trabajando con la Autoridad de Estadística del Reino Unido para obtener información más precisa y confiable.

Tras el demoledor reporte del Comité parlamentario, un portavoz del Gobierno afirmó que las autoridades “buscan eliminar la pobreza infantil y mejorar las oportunidades de vida para todos”.

“En el último presupuesto, anunciamos que destinaríamos 10 millones de libras esterlinas (14,7 millones de dólares) por año para ampliar los llamados ‘clubes de desayuno’ en las escuelas en todo el país, y prometimos seguir dando comida gratuita en las escuelas a más de 1,3 millones de niños”, indicó el vocero oficial en un comunicado.

“Acordamos junto al Comité parlamentario que ningún niño debía padecer hambre, especialmente cuando tanta cantidad de comida es desperdiciada. Por ello consideraremos las recomendaciones que ha hecho este reporte”, concluyó. (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media