Ecuador, 02 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El 25,7 de pequeños en Ecuador tiene bajos niveles de glóbulos rojos

1 de cada 3 niños en Perú sufre de anemia

En las zonas rurales de Perú como Piura o Puno, el porcentaje de niños con anemia es aún mayor. Foto: Tomada de Internet
En las zonas rurales de Perú como Piura o Puno, el porcentaje de niños con anemia es aún mayor. Foto: Tomada de Internet
16 de abril de 2015 - 00:00 - Víctor Vimos, corresponsal en Lima

Recientes cifras de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) en Perú muestran que, en los últimos 36 meses, el índice de la anemia infantil no ha dejado de aumentar: uno de cada 3 niños menores de 5 años la padecen, sumando cerca de 1’119.000 casos.

Desde el 2012 hasta la fecha un incremento de 3 puntos porcentuales (de 36% a 39%) en el número total de infantes afectados por la anemia revela que los esfuerzos del gobierno peruano por disminuir este problema han fracasado.

Las causas se concentran en la desidia con que el tema ha sido tratado en las últimas décadas. La ausencia de alcantarillado y servicios de agua potable, sobre todo en las zonas rurales del vecino país, marcan la pauta para que esta enfermedad se afiance. En estos sitios, donde se revelan los índices de impacto más altos, la mala alimentación y la falta de capacidad adquisitiva para consumir alimentos nutritivos se unen a la larga lista de causales de la afección.

A finales de 2012 la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) declaró al Perú como uno de los países que cumplían las expectativas en la lucha contra el hambre. Entonces se había disminuido 1,4% de incidencia en la desnutrición crónica infantil, contando 18,1% de su población entre los afectados. Hoy, 420 mil niños materializan esa cifra y en ellos se evidencia la ausencia de crecimiento y desarrollo

(Ir a: INEI - Perú Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2013)

La anemia por deficiencia de hierro es la que impera en Perú, ocasionando que sus portadores sientan cansancio y debilidad a cada instante. La falta de este mineral en la dieta cotidiana de los niños es el gran problema para 2 de cada 3 menores de 3 años de edad.  

En Latinoamérica, Guatemala, Honduras, Haití y Bolivia se ubican antes que Perú en la larga lista de población afectada por la anemia y la desnutrición crónica.

De acuerdo a la ENDES, una de las causas para que estas 2 afecciones sean latentes en los niños tiene que ver con el consumo de agua: 28,9% de niños y niñas del país consumen el líquido sin tratamiento alguno, cifra superior al 6,4% que bebe agua clorificada.

En la larga lista de actores políticos involucrados en la deficiente acción para enfrentar estos trastornos de la salud se encuentran los gobiernos regionales.

De hecho, las cifras más alarmantes para el aumento de la anemia llegan desde Piura, donde en el último año ha crecido en 7%; o Puno, donde el 82% de niños menores de 3 años (8 de cada 10) padece esta enfermedad.

Las políticas públicas han demostrado que su alcance deja por fuera al grueso de la población afectada. Si bien el Programa Nacional de Saneamiento Rural ha buscado fortalecer capacidades de gobiernos locales para enfrentar este tema, construir obras que aporten al tratamiento del agua e impulsar campañas de comunicación sobre higiene, la magnitud del problema ha escapado de sus manos.

¿Qué ocurre en Ecuador?

Localmente la anemia, que se caracteriza por un nivel bajo de glóbulos rojos en la sangre, es frecuente en el 25,7% de los niños en edad preescolar, según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut).

La deficiencia de hierro no solo afecta a la población de países en vías de desarrollo como Ecuador o Perú, sino también a la que habita en países industrializados, y a todos los grupos de cualquier edad. Los grupos más vulnerables son las mujeres en edad fértil y los niños menores de 5 años.

“Si hoy en día no se han bajado todos los niveles de anemia en los niños, quizá se debe a que no hay controles adecuados”, mencionó la nutricionista Rosa Tacuri, de la maternidad Matilde Hidalgo de Procel de Guayaquil en una entrevista previa a este diario.

Si bien la buena alimentación depende en parte de factores socioeconómicos, hay padres con altos ingresos que no mantienen una alimentación variada y tampoco sus hijos. (I)

DATOS

Para satisfacer las necesidades de nutrición se deben considerar 1.000 días desde el embarazo de la madre hasta el segundo cumpleaños del niño, según la Unicef.

Desde 2004 hasta 2012 la desnutrición crónica infantil se redujo 8,2% en Ecuador. La meta hasta 2017 es erradicar la desnutrición crónica en niños y niñas menores de 2 años.

En todo el mundo la anemia afecta a 1.620 millones de personas, según la Organización Mundial de la Salud. Esto corresponde al 24,8% de la población y se concentra en países en vías de desarrollo.

La máxima prevalencia se da en niños en edad preescolar con el 49,1%, y la mínima en varones con el 16,9%. Además un dato a considerar es que hay 468 millones de embarazadas con esta condición.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media