La sobredosis por fármacos en Estados Unidos aumenta

- 26 de diciembre de 2015 - 00:00
Foto: El Telégrafo

Los investigadores del CDC aconsejan que estos medicamentos sean recetados solo cuando otras terapias del dolor fracasen.

Al menos 6 de cada 10 muertes por sobredosis en Estados Unidos en los primeros 11 meses de 2015 fueron causadas por el abuso de potentes medicamentos legales, como la morfina o la codeína, habitualmente recetados para el control de dolores muy intensos.                          

En lo que va del año han muerto 28.647 personas por fármacos opiáceos y heroína, una cifra que el Centro de Control de las Enfermedades (CDC, según sus siglas en inglés) considera toda una epidemia, que al parecer las autoridades aún no logran exterminar.             

Las estadísticas del CDC indican que los fallecidos por estos fármacos, en su mayoría prescritos para tratar el dolor, subió 28%, el porcentaje más alto de lo que se tiene registro. Además las muertes por los analgésicos, considerados medicamentos inofensivos, aumentaron 16,3%.        

“Es evidente que tenemos que hacer más”, dijo Tom Frieden, el director del CDC en una entrevista al diario The Washington Post. Entre 2000 y 2014 se calcula que casi medio millón de estadounidenses ha muerto a causa de una sobredosis relacionada con este tipo de medicamentos.

Los doctores también están preocupados porque el uso de los fármacos para el dolor son la puerta de entrada para drogas más fuertes como la heroína, muy adictiva y letal. Las muertes por el estupefaciente superaron las 10.500 en 2014 en Estados Unidos.  

El CDC en su informe recomienda que estos fármacos con morfina y codeína sean recetados como la última opción y con cuidado por los trabajadores de la salud. Aconseja que sean vendidos solo cuando hayan fracasado otras terapias para el dolor. También se alertó del tráfico ilegal de este tipo de productos, que en algunos casos son mezclados con heroína para causar un efecto más potente. (I)

El uso de drogas opiáceas es más frecuente

La ONU dice que tiene poca información sobre la prevalencia mundial del consumo de opioides, tanto en fármacos como en drogas ilegales. A nivel mundial se estima que 32,4 millones de personas los consumen y la cifra va en aumento.

En 2014, el cultivo mundial de la adormidera, la planta más común para elaborar estos fármacos, alcanzó su nivel más alto desde finales de la década de 1930. Ese año se vendieron 7.554 toneladas de opio y Estados Unidos es el mayor comprador. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: