La capacitación de los trabajadores se convierte en un factor clave

La atención es vital en los restaurantes

- 23 de mayo de 2017 - 00:00
Si logra ofrecer un servicio y una comida de calidad conseguirá la satisfacción de los clientes.
Foto: Cortesía

El servicio al cliente es un factor determinante en la obtención del éxito de cualquier negocio, pero tiene mayor importancia cuando se trata de un local de venta de comidas.

Brindar una buena atención a los comensales es clave. Y conseguirlo debe ser el principal objetivo al que debe orientarse la estrategia de negocio en los restaurantes.   

Un emprendimiento que marcha bien, al que los clientes siempre quieran volver, requerirá de un esfuerzo necesario. Y es que alcanzar la meta tiene su merecida recompensa y vendrá gracias a la buena comida, el excelente ambiente y el equipo humano.

La satisfacción del cliente dependerá de la percepción que tenga durante la visita al restaurante, desde su primer contacto hasta su salida.

Durante su estancia tendrá muchas interacciones con el entorno que le van a permitir procesar toda la información recibida y formarse una opinión sobre el establecimiento.

Motivar y formar al personal

La profesionalización de un restaurante llega desde la cocina, hasta la administración y su personal en la sala. En este caso, la capacitación es parte de la motivación. Un cliente bien atendido recibirá atención cordial, asesoramiento oportuno y ayuda, siempre que sea necesario.

La importancia del recibimiento y la despedida

Atender bien significa cuidar el momento del recibimiento. Es importante que el comensal se lleve una primera impresión positiva, pues eso condicionará sus sensaciones durante toda la comida. Para ello hay que ir a su encuentro, mirarlo a los ojos y darle la bienvenida con una sonrisa. También cuidar la imagen y comunicarse con él de forma clara, escuchando sus demandas y ofreciéndole mesa en cuanto sea posible. Despedirse y agradecerle la visita es igual de esencial.

Buena organización

Este es el resultado de una gestión óptima. Solo así se conseguirá que el trabajo fluya más fácilmente y ello se traducirá en un ambiente menos estresante para el personal.
Identificar los puntos débiles

Ponerse en el lugar de la clientela es un primer paso para encontrar errores y remediarlos. Además, centrarse en aspectos esenciales, como la calidad de los productos y el papel de los colaboradores.

Feedback de la clientela  

Es importante relacionarse tanto con los clientes de forma directa como a través de las redes. Las cuentas en redes ofrecen una gran oportunidad para atraer nuevos comensales asiduos. (P)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: