Ecuador, 28 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Con juegos y cuentos padres abordan el contagio por covid

“Papá, no quiero que mi hermano se muera”, decía con tristeza una y otra vez a sus padres Dereck, de 9 años.

El menor temía perder a su hermano mayor luego de percatarse de que este llevaba días sin comer y perdiera los sentidos del olfato y del gusto, dos de los síntomas vinculados al covid-19.

Danny Mera reconoce que no sabían cómo tranquilizarlo y explicarle  que “eso no pasaría”.

Hace uno días los escalofríos y la alta fiebre que presentó su hijo Mayki, de 11 años, hicieron pensar a Miguel Castro en lo peor.

 El menor lloró desconsoladamente:  “yo no quiero tener ese virus”, al tiempo que su padre lo regañaba: “¿ya ves? Eso es porque no llevas la mascarilla”.

Castro cuenta que luego lo tranquilizó al entender que no debió hablarle de ese modo.

Con la aparición del Síndrome Inflamatorio Multisistémico (SE) en los menores y la reciente muerte de una niña en Los Ríos, Castro teme que sus hijos se contagien.

De acuerdo con el Ministerio de Salud (MSP), en la tres  últimas semanas se registraron 34 niños hospitalizados en las unidades operativas del MSP (23), IESS (6) y la Junta de Beneficencia (5).

¿Cómo debe ser el abordaje de los padres con los menores diagnosticados con covid-19?

La psicóloga  Suelyng Layman explica que cuando un menor es contagiado se le debe explicar los síntomas que puede presentar con imágenes y el porqué debe permanecer en cama, tomando medicación, sin ver a los demás por unos días.

Además debe llevar los días en paz y con resiliencia para fortalecer el sistema inmune, ya que el estrés y la ansiedad lo deprimen.

“Las explicaciones deben ser reales. Al momento hay muchos cuentos digitales creados en el mercado.

Es necesario preguntar ¿qué piensan o cómo se sienten? Hay que reconfortarlos con frases comprensivas como “entiendo que te sientas triste porque no puedes ver a los otros, poco a poco nos podemos recuperar porque un virus pasa unos días en nuestro cuerpo hasta que estamos más fuertes para combatirlo”.

 Asimismo,  Rosa Cepeda, psicóloga clínica del Hospital Teodoro Maldonado Carbo,  asegura que con los niños el manejo es a través del juego, de cuentos y también de situaciones prácticas.

“Existen cuentos sobre el covid en la red que pueden usar. Unicef tiene uno que se llama El monito burbuja”.

Añade que es importante hablarles y explicarles sobre las defensas que existen en el cuerpo, que es común enfermarse no solo por covid y que contagiarse de este virus no significa morir.

Jorge Escobar, psicoterapeuta familiar,  asegura que a través de ejercicios lúdicos se les enseña a los niños sobre el distanciamiento y a evitar los abrazos “sin hacerlo sentir como el monstruo que lleva el bicho. Marcar la distancia es parte de la interacción familiar para prevenir el contagio a otras personas”.

De su lado, la psicóloga Lady Rojas aconseja a los padres de familia evitar las conversaciones de alto contenido crónico delante de ellos, como muertes durante la pandemia.  “Esto es violencia psicológica para los menores”. 

Rojas señala que el peor error de los padres es tratar de evadir las preguntas de los niños u ocultar información "cuando todos conocemos que ellos son perceptivos de todo la dinámica externa en sus ambientes e incluso pueden almacenar mas información que un adulto. El problema es que ellos no tienen la edad suficiente para digerir dicha información".

Los niños -añade- son considerados una población vulnerable, por lo tanto, deben ser abordados de manera inmediata y con prioridad.
Por ello aconseja organizar espacios de distracción independiente del tamaño o lugar de casa, los padres deben ser recursivo para utilizar objetos dentro para su objetiva distracción utilizando el tiempo de ocio de manera asertiva y deben ser tratados con respeto, sin exagerar en las atenciones ya que al momento de retomar las actividades diarias estas pueden generar un sentimiento de abandono.

Luego de un diagnóstico del SE en un menor aconseja mantener la calma. Esto porque la actitud que tenga frente a esta situación será la forma de responder de ellos, " es así que los padres son la primera fuente de seguridad de bienestar psicosocial está estrechamente ligada con los sentimiento de confianza y seguridad provista por sus cuidadores".

Recién nacido recuperado
Brisa Ortega volvió a tener en sus brazos a su hijo Theo recién nacido, quien tuvo que ser hospitalizado tras detectarle covid-19. Durante 15 días el menor soportó el tratamiento médico hasta que pudo ser dado de alta tras mostrar mejoría en su salud.

Ortega cuenta que tras ser ingresado al nosocomio en Manta pensó en que no resistiría por su edad.

Ella tuvo que permanecer en aislamiento durante 14 días para luego poder ver a su primogénito. (I)

 

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

La Sociedad Ecuatoriana de Genética Humana tiene prevalencia femenina. 50 de sus 71 miembros pertenecen a este género.

Social media