Dignidad de homosexuales mejorará

28 de junio de 2013 00:00

Con la declaración inconstitucional de la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA) que realizó el Tribunal Supremo de Justicia de Estados Unidos varios son los aspectos en los que se verán beneficiados los gays y las lesbianas, especialmente aquellos que tienen unión legal.    

Uno de ellos  es la igualdad de trato en cuestiones de  herencias e impuestos. Precisamente esa fue la lucha de Edith Windsor, una mujer de 84 años que se vio obligada a pagar más de 350.000 dólares en impuestos federales por el patrimonio heredado de su esposa, Thea Spyer, fallecida en 2009, debido a que su matrimonio no estaba reconocido como tal a nivel federal.   

“Teníamos el derecho a ganar, creo que nuestros argumentos eran sólidos y todos los demás estaban locos”, indicó la activista, quien subrayó que con su lucha contra la ley DOMA solo quería reivindicar dos hechos.  “A los ojos del país, Thea no era mi esposa legal, sino que era considerada como una extraña sin relación conmigo” y, por otro, que “no tendría que haber pagado ese dinero si me hubiera casado con un hombre llamado Theo”.

Otros de los aspectos que se contemplan con la derogación del DOMA son los beneficios de salud, seguro social para viudos (as), y derechos de visitas a hospitales. Además podrán solicitar al gobierno federal que les conceda un cupo para que su pareja emigre legalmente de otro país, así como permisos especiales en sus trabajos por indisposición de salud de sus parejas.

Contenido externo patrocinado