Alianza para proteger los bosques mediterráneos

06 de abril de 2011 - 11:32

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) ha anunciado este miércoles que formará parte de una nueva alianza internacional para proteger los bosques mediterráneos frente a sus principales amenazas, agravadas por el impacto del cambio climático.

El anuncio de la creación de la "Asociación de Colaboración sobre Bosques Mediterráneos", del que ha informado la FAO a través de un comunicado, se ha llevado a cabo en la segunda semana forestal mediterránea, que se desarrolla en Avignon (Francia) del 5 al 8 de abril.

La actuación de la alianza, que reunirá a doce asociaciones y organismos de carácter internacional, se centrará principalmente en seis países del Mediterráneo oriental y meridional: Marruecos, Argelia, Túnez, Siria, Líbano y Turquía, cuyas superficies forestales están amenazadas.

Para estas regiones, según la FAO, la nueva alianza será "una herramienta dinámica que todas las partes implicadas en la región pueden utilizar para hacer frente a los crecientes desafíos a los que se enfrentan los bosques" y para dar a conocer a la población los riesgos que rodean a las zonas verdes.

"La Asociación ayudará a aumentar la sensibilización sobre la gran cantidad de funciones vitales de los bosques mediterráneos, entre ellas la protección del suelo y los recursos hídricos, los valores paisajísticos, la retención de carbono y la conservación de la biodiversidad", ha explicado el director general adjunto de la FAO al frente del Departamento de Bosques, Eduardo Rojas-Briales.

La alianza también tiene como principal objetivo integrar políticas e inversiones personalizadas para cada país con el fin de adaptar los bosques al cambio climático y sus consecuencias.

Para ello, la FAO ha asegurado que es necesario involucrar a sectores relacionados con el ámbito forestal, el agrícola, el de desarrollo urbano, el agua, el medio ambiente, la ordenación del territorio, la educación y el turismo, entre otros.

Además, la asociación también será la encargada de desarrollar un enfoque regional conjunto para la gestión forestal y, en particular, para la prevención de incendios forestales.

En este sentido, la FAO ha recordado que la cuenca mediterránea pierde cada año entre 700.000 y un millón de hectáreas de bosques a causa de los incendios, con unas pérdidas económicas que se calculan en mil millones de euros.

Algo que podría empezar a ser combatido a través de la cooperación y el intercambio de competencias técnicas, conocimientos y mejores prácticas por parte de las doce asociaciones y organismos que conforman la nueva alianza, refiere el comunicado.

Sin embargo, el riesgo de incendio no es el único problema que amenaza a zonas forestales mediterráneas que, según la FAO, también se enfrentan al cambio climático, la expansión de las tierras agrícolas, el turismo, la urbanización y otras prácticas de uso del suelo que contribuyen a la pérdida de superficie forestal.

En el ámbito local, la asociación ayudará a promover la gestión forestal sostenible entre todas las partes implicadas, incluyendo las comunidades locales, los propietarios y gestores forestales, pastores, defensores del medio ambiente, responsables de áreas protegidas e investigadores, agrega el organismo.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: