Ecuador posee 161.835 hectáreas de bosques manglares

- 26 de julio de 2020 - 17:19
Archivo

En el Día Internacional de la Defensa del Ecosistema del Manglar, según datos del Ministerio de Educación, en Ecuador existen 161.835 hectáreas de bosques manglares, que se ubican en las zonas costeras tropicales y subropicales.

Los manglares actúan como una barrera proetctora entre el agua y la tierra, previniendo la erosión de las costas provocada por el viento y el oleaje. Asimismo, alberga biodiversidad de flora y fauna e impide la salinización de suelos agrícolas.

Ecuador es parte de la Iniciativa Regional para la Conservación y Uso Racional de Manglares de la Convención RAMSAR. Y según el Ministerio del Ambiente y Agua, a escala nacional, nueve áreas protegidas marino costeras tienen ecosistema de manglar dentro de sus principales objeticos de conservación.

Es así que a través del Proyecto Marino Costero se han elaborado 14 planes de manejo para organizaciones de usuarios ancestrales de la Reserva Ecológica Manglares Cayapas Mataje.

Ecuador cuenta con el Plan de Acción Nacional de Manglares, un documento que permite una adecuada articulación entre los GAD y la Autoridad Ambiental Nacional.

Esta cartera de Estado precisó que los manglares más altos del mundo se encuentran en la provincia de Esmeraldas, en la Reserva Ecológica Manglares Cayapas Mataje. Sus árboles miden entre 40 y 50 metros de altura.

Aún así, según datos de Conservación Internacional, en los últimos 40 años el país ha perdido 56.396 hectáreas de manglar, pese a todos los trabajos de conservación.

Xavier Salgado, ambientalista y líder de la organización Medio Ambiente Sostenible, se refiere a este tema que preocupa a quienes luchan por preservar las áreas protegidas del Ecuador.

¿Cómo ve usted la conservación del manglares en el Ecuador?

Existe una tala indiscriminada de mangle, un árbol que es protegido por el Estado. ¿Por qué se da la tala indiscriminada? Porque todavía hay camaroneras que están haciendo malas prácticas en sectores de las zonas protegidas. Debido a eso se tiene que incentivar una producción sostenible y sustentable con las camaroneras, con los cangrejeros, con los pescadores artesanales.

Desde ese punto de vista se debe trabajar en una política pública de educación ambiental. Sin duda, en estos temas ambientales seguimos trabajando con legislaciones muy antiguas. Entonces, en el marco legal de gestión ambiental, la Comisión de Biodiversidad no se ha hecho partícipe en el Ecuador en estos temas importantes que nos incluye a todos: la conservación de las espcies, los manglares, las áreas protegidas, existe contaminación con la minería que va directamente a los manglares, en la zona sur, en la provincia del Azuay, en la zona costera, y todo eso contamina a los esteros acuíferos y manglares.

¿Qué podemos hacer? Nosotros estamos haciendo un plan nacional y queremos crear una Junta Ciudadana Nacional Ambientalista que involucre a todos los sectores y organizaciones en esta área específica ambiental.

¿Qué va a hacer esta Junta Nacional Ambientalista? Lo que se va a proponer es mejorar de una manera sustentable el buen uso de los recursos. Por ejemplo, si hay empresas cerca a las áreas protegidas que esta haciendo explotación minera, camaronera, tiene que mantener el equilibrio de los recursos que tenemos, no se pueden explotar los recursos marinos, de los manglares, sino se retribuye a la tierra lo que se está haciendo; ese sería el sietema como tal. Hay un desequilibrio en este etorno.

Estoy también impulsando una iniciativa muy positiva que es la certificación de carbono neutro para empresas transnacionales o nacionales que necesitan esa certificación en países como el nuestro que tiene muchas reservas, para que ese dinero sea un circulante para estas áreas protegidas y no se exploten.

Por ejemplo, hay unas empresas que contaminan con polución, con materiales metalúrgicos en diferentes partes del mundo y necesitan retribuir lo que están haciendo hacia áreas protegidas y el Ecuador tiene bastantes áreaas protegidas. Lo lamentable aquí es que no se está impulsando esa certificación de carbono neutro que lo tiene Costa Rica, Chile, Colombia y ciudades como Medellín, Bogotá, tienen ese impulso y esa inversión económica llega a estas áreas protegidas para poder ayudar a la conservación de las especies y se incluye a los manglares.

¿No se está impulsado a nivel de Estado?, porque empresas privadas sí lo hacen

Ellos lo están haciendo de manera privada y en conjunto con el Ministerio del Asmbiente, están haciendo el Punto Verde, pero cuando hablo de certificación de carbono neutro es un dinero que vaya directamente hacia esta conservación de las áreas protegidas de una manera sostenible y sustentable.

Ahora, para nosotros es importante mantener ese equilibrio, pero siempre rescatando ese recurso de esa inversión extranjera para los ecosistemas.

¿Cuando habla de nosotros y de la junta a quiénes se refiere?

Soy el Director y líder de Medio Ambiente Sustentable, una organización ecológica de Guayaquil, que ya viene trabajando 12 años en la ciudad y en la provincia del Guayas y ahora nos estamos desplazando a nivel nacional, y tenemos una articulación con los grupos huaoranis, saraguros, comuneros del sur, que han luchado mucho por sus causas en territorio.

¿Cuántas hectáreas de manglar hemos perdido?

Puedo asegurar que hace dos años se talaron 60 hectáreas de mangle en el sector de la isla Puna por una camaronera, en la zona costera. De una u otra manera si no hay un control operativo por parte de los que cuidan el mar, por tema recursos, infraestructura, ahí sí hay un problema, además de la suspensión de guardaparques, que son quienes tenían la voz de alerta.

El tema es que queremos también que se controle desde las autoridades, las empresas que contaminan, que talan manglar, que contaminan con diferentes tipos de sustancias químicas, porque eso es lo que no existe, un buen control y respeto a la Ley de Gestión Ambiental, personas sancionadas incluso con la captura, pero no vemos eso, y es lo que proponemos a través de una Junta Ciudadana Ambientalista a nivel nacional, que pueda ser parte del proceso, y que en conjunto de la autoridad máxima del Ministerio del Ambiente puedan garantizar en territorio que estos recursos sean bien utilizados y no destruidos y deteriorados, y que no pasen a un pasivo ambiental, que quiere decir que están abandonados.

¿La junta ya está trabajando o cuándo se activa?

La junta la estamos promoviendo; se está articulando por el tema de Galápagos (flota pesquera china), pero básicamente esta Junta Ciudadana Ambientalista tiene la propuesta de trabajar en todos los sectores para poder defender diferentes causas que tengan que ver con el medio ambiente, recursos pesqueros, marinos, hábitat, incluso con los manglares. Lo importante es que lo que estamos haciendo es una iniciativa hacia un impulso de trabajar por las diferentes causas.

¿De qué manera afecta la destrucción de manglares al ecosistema?

Si nosotros nos damos cuenta que los manglares absorben gran cantidad de CO2, de polución, y que en ciudades urbanas como Guayaquil y zonas costeras, nos ayudan mucho porque hay gran cantidad de automotores. No solamente afecta al sistema del equilibro del medio ambiente sino que afectaría también a zonas urbanas; nos ayudan mucho a la descontamianción por CO2.

Afectaría mucho también a las especies que nosotros consumimos como el cangrejo, la ostra, el ostión; afectaría a especies que viven dentro del manglar, incluso hemos visto ardillas, aves, garzas, entre otras, y también hacen el efecto de oxigenar los acuíferos y esteros.

Entonces el manglar es importante por la humanidad, y porque también forma parte de la conservación de las especies. Nosotros tenemos que trabajar porque los manglares no se pierdan. El Ecuador es un país megadiverso y tenemos que aprovechar esos recursos  de una manera sustentable.

Ecuador tiene que ser un país libre de deforestación y eso involucra no solos los manglares sino árboles nativos. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP