Comisión analiza situación de planteles administrados por las Fuerzas Armadas

- 21 de noviembre de 2018 - 17:28
El ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, expuso la condición en la que se encuentran los planteles.
Cortesía

Seis planteles educativos que son administrados por las Fuerzas Armadas se encuentran en grave deterioro en cuanto a la administración, infraestructura, equipamiento y dotación de profesores, lo que pone en riesgo el principio de educación de calidad.

Así lo aseguró Oswaldo Jarrín, ministro de Defensa, durante su comparecencia ante la Comisión de Educación de la Asamblea Nacional.

La reunión se realizó en presencia de representantes de padres y alumnos de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE) y de la Federación de Estudiantes Universitarios Particulares del Ecuador (Feupe).

El encuentro se desarrolló para analizar la situación de los establecimientos administrados por las Fuerzas Armadas. Esto en el marco del debate y socialización de las reformas a la Ley Orgánica de Educación Intercultural (LOEI), informó la Asamblea Nacional.

El ministro de Defensa recordó que los militares tenían bajo su administración 24 centros educativos en varias provincias del país, pero por disposición de la LOEI se quedaron con seis, pues los demás pasaron a convertirse en fiscomisionales, bajo la rectoría del ministerio respectivo.

Enfatizó que hay una marcada demanda social, en el sentido que todas las entidades vuelvan a manos de las Fuerzas Armadas, con la filosofía de mantener, de forma permanente, el carácter de identidad nacional y profundizar la educación en valores en la juventud.

A la reunión acudieron representantes del Liceo Naval Jambelí, de Machala; Fiscal Abdón Calderón (Comil 10), de Quito; Militar Teniente Hugo Ortiz (Comil 10), de Guayaquil; Militar Comil 14, de Tulcán; FAE 1, de Quito; FAE 5, Latacunga; Miguel Iturralde (Comil 5), de Loja; Capitán Geovanny Calles (Comil 12), de Francisco de Orellana; José María Villamil Joly (Comil 8), Puerto Villamil.

Verónica Flores, representante de los padres de familia del Liceo Naval Jambelí, de Machala, habló de la necesidad urgente que las unidades que estaban a cargo de militares retornen al sistema. Para tal efecto, el Estado, acorde con la norma constitucional, debe garantizar el debido financiamiento y autonomía de gestión, a fin de que las autoridades del plantel puedan contratar profesores e intensificar la doctrina disciplinaria, que ha sido clave en la formación de la juventud.

La asambleísta Silvia Salgado, presidenta de la Comisión, comentó que es impostergable promover que el sistema educativo a nivel país se fundamente en un enfoque de derechos humanos, de valores, de protección y prevención contra todo tipo de violencia.

En este contexto, se mostró abierta a modificar la Ley de Educación Intercultural, para que se restablezca la administración de un grupo de unidades por parte de Fuerzas Armadas, al reconocer que este sistema ha priorizado la formación en valores y disciplina, que son elementos claves para enfrentar problemas de inseguridad y desprotección.

Marco Delgado, del Luciano Coral Murrillo, de Tulcán, aseguró que la selección de los centros que se quedaban o salían del ámbito militar se dio sin ningún parámetro técnico, sin tomar en cuenta el criterio de los representantes legales y promotores, además si convenía o no a la comunidad educativa. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: