Biblián acogerá el I Encuentro del Tejido de Sombreros de Paja Toquilla

12 de noviembre 12:16

Del 4 al 5 de diciembre de 2019 se realizará en el cantón Biblián (Cañar) el primer Encuentro Nacional del Tejido Tradicional del Sombrero de Paja Toquilla. Así lo dio a conocer su alcalde, Guillermo Espinoza, en una rueda de prensa en la Asociación de Municipalidades del Ecuador (Quito).

En el encuentro participarán artesanos de 14 cantones de las provincias de Manabí, Santa Elena, Cañar y Azuay. El objetivo es posicionar el tejido del sombrero como una alternativa productiva dinamizadora del turismo sostenible y de la economía local.

El segundo día del encuentro coincide con el séptimo aniversario de la declaración del tejido tradicional del sombrero de paja toquilla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en 2012.

Según el alcalde, el trabajo emprendido por las autoridades desde 2014, en Biblián, ha permitido la constitución de la cooperativa artesanal Padre Rafael González que agrupa a 120 socias. Además se ha creado el primer centro de acopio del Cañar y una tienda.

La cooperativa consiguió revalorizar el sombrero que antes las artesanas vendían por $ 3,50 y ahora lo comercializan a $ 11. A través de esta cooperativa, el GAD de Biblián ha puesto en marcha el cambio de la matriz productiva.

El cantón cuenta también con la marca Bibilak. Bajo este nombre, que significa camino tortuoso, se ha diversificado la producción.

En la actualidad no solo fabrican los conocidos sombreros sino bolsos, joyeros, portavinos y otros adornos con paja toquilla. Martha Lema (37 años), vicepresidenta de la cooperativa, aprendió el oficio a los 9 años viendo a su madre.

Recuerda que el primer sombrero que vendió era el de tipo llano plumilla y que recibió el pago en sucres. Ahora continúa con esa actividad y se alegra de que su trabajo sea valorado.

Antes, con intermediarios, recibía $ 0,50 por una cesta pequeña, pero ahora el costo se ha triplicado, comenta. Le gustaría contar con una escuela en la que se enseñe la actividad a las nuevas generaciones para que no se pierda.

Miguel Acevedo (62 años) es otro artesano que elabora sombreros y accesorios de paja toquilla. Es el único hombre de la cooperativa que se dedica a la actividad.

Aprendió el oficio de su madre y teje sombreros desde los 20 años. El dinero que obtiene por la venta del accesorio le ayuda a complementar su economía que se basa sobre todo en la agricultura. (I)