Gobierno promueve en ferias el sombrero de paja toquilla

- 05 de diciembre de 2019 - 00:00
El tejido del sombrero de paja toquilla se elabora en las provincias de Manabí, Azuay, Cañar y Santa Elena. Este arte es un atractivo para los turistas.
Fotos: Presidencia de la República

Se cumplen 7 años de la declaratoria del tejido de este producto, como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. El proyecto Artesano Artista ha exhibido en varios países la labor de los artesanos.

Hoy se conmemora el séptimo aniversario de la declaratoria del tejido del sombrero de paja toquilla como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco, artesanía emblemática del país que se elabora en las provincias de Manabí, Azuay, Cañar y Santa Elena.

A través del proyecto de la Presidencia de la República Artesano Artista, impulsado por Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda Una Vida, este tejido se ha promovido mediante la puesta en marcha de un programa integral gubernamental.

El objetivo ha sido apoyar a los artesanos que elaboran los sombreros e impulsar la comercialización de estas artesanías en el mercado local e internacional.

En este contexto, en diciembre de 2017 se exhibieron los sombreros más finos del mundo, que se tejen en la comuna de Pile, cantón Montecristi, a decenas de ecuatorianos, empresarios y artistas españoles durante la inauguración del Primer Centro Cultural Ecuatoriano de Madrid.

 Rocío de Moreno ha apoyado la labor de los artesanos, dando a conocer su trabajo en eventos internacionales. Se busca rescatar esta riqueza cultural.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

Así se dio a conocer el proceso de elaboración, desde la obtención de la paja hasta el proceso manual que conlleva su fabricación.

Asimismo, en Quito, los sombreros fueron presentados durante la inauguración de la exposición Artesano – Artista en el Palacio de Gobierno.

Allí los artesanos y artesanas de Manabí y Azuay pudieron mostrar el proceso del tejido a los cientos de visitantes, así como al presidente Lenín Moreno y a su esposa, Rocío González.

“Con esta exhibición se busca revalorizar el trabajo y el oficio de creadores ecuatorianos que utilizan técnicas tradicionales, declaradas como patrimonio cultural inmaterial del país y de la humanidad”, expresó la primera dama.

Señaló, además, que “es necesario reconocer que las artesanías, además de bellas y útiles, son imprescindibles para dinamizar la economía, convirtiéndose en una forma de vida y sustento familiar”.

Como parte de esta misma iniciativa, en los exteriores de la sede de Gobierno se inauguró un local ubicado sobre la calle García Moreno, donde los artesanos tienen la oportunidad de exhibir sus productos y comercializarlos de manera directa y a precios justos.

Fue justamente a través de este espacio que las mujeres tejedoras de sombreros de paja toquilla de la Asociación de Tejedoras de Sígsig – Azuay (Tesya), comercializaron más de 40 sombreros en Quito. Eso le representó un ingreso superior a los $ 1.000.

“Para nosotros esta es una gran oportunidad de mostrar nuestras artesanías, que rescatan los valores culturales y constituyen el sustento económico de nuestros hogares”, sostuvo Rosa Salinas, artesana de Tesya.

Además de los sombreros, en este local también se han exhibido artículos elaborados con diferentes técnicas artesanales de varias regiones del país, entre las que se destacan: las macanas, los bordados, joyería en filigrana y mullos, sacos de alpaca, shigras de cabuya, objetos de tagua, entre otras.

“Nuestro trabajo siempre ha sido apoyar a los artesanos de todo el país, por eso incluso creamos una marca que se llama Artesano–Artista, para acompañarlos en todos los procesos. El objetivo es que no se pierdan los conocimientos ancestrales y rescatar nuestra riqueza cultural”, manifestó Rocío González de Moreno.

Como parte de este impulso, el proyecto Artesano- Artista también se presentó en septiembre de 2019 a inversionistas, empresarios y comunicadores de Nueva York, para promocionar a nivel internacional este tejido que ha sobrevivido con el tiempo en el país. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP