950 mil familias del país recibirán el bono

- 27 de abril de 2020 - 00:00
Desde el 1 de mayo los beneficiarios del bono de emergencia podrán acercarse a los puntos autorizados para retirar el valor de $60.
Archivo / ET

El beneficio económico por la emergencia sanitaria podrá ser cobrado hasta el 30 de junio. A partir de mayo se implementará la fase dos.

El Bono de Protección Familiar por la Emergencia por la presencia del covid-19, a partir de mayo, incrementará su valor a $ 120. Así lo dictaminó, a través del decreto Ejecutivo 1022, firmado el 27 de marzo, el presidente de la República Lenín Moreno.

El monto destinado será cobrado en dos partes. En total, 950 mil familias que viven del día a día se beneficiarán de este apoyo especial creado por el Gobierno. Es así que cerca de 2 millones de ecuatorianos recibirán la protección económica para hacer frente a la emergencia.

La noticia es un aliento para Consuelo Gómez, de 81 años, que vive en la parroquia de San Roque, en Imbabura, quien espera recibir el bono.

Ella, a su edad, trabaja como comerciante ambulante en ferias y mercados de la provincia.

La mujer de la tercera edad vive sola. Su casa es de bloques y tiene dos gatos que son su compañía. Aún no sabe cómo acceder al bono, pero dice que espera ser una de las beneficiadas por la medida del Gobierno.

El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) es la entidad encargada de entregar a familias vulnerables el monto acordado por el Ejecutivo. Los beneficiarios podrán cobrar el valor hasta el 30 de junio.

Esta es la segunda fase de entrega del bono. El objetivo del Gobierno es ampliar la cobertura y apoyar económicamente a nuevos núcleo familiares, en particular a personas en situación de pobreza, extrema pobreza y en estado de vulnerabilidad. Desde el 1 de abril a la fecha se han pagado 334 mil bonos de Protección Familiar.

Para la docente universitaria, Dayana León, es importante que las políticas públicas contemplen las necesidades de los sectores vulnerables de la sociedad de atención prioritaria como las personas con discapacidad, los migrantes, las mujeres, las y los niños, los adolescentes.

Lo fundamental es que esta acción del Gobierno no sea empleada como un clientelismo político -comenta- sino como una respuesta gubernamental a la crisis estructural y a lo que necesitan fundamentalmente estos sectores en estos momentos.

Concluye que en términos de seguimiento a la ayuda del Gobierno, no se debe descuidar un sistema de veeduría y anticorrupción que determine que los recursos efectivamente están llegando a quienes más lo necesitan.

De igual manera, la psicóloga clínica Milena Yépez, del área de salud de la Universidad Andina Simón Bolívar, comenta que el bono de $ 60 representa un aliciente ante las dificultades económicas de las personas en situación de pobreza.

Yépez menciona que a pesar de las críticas, tanto positivas como negativas, el monto del bono del MIES abarcará una porción de la población, pero no su totalidad y obliga a ese otro sector a salir a trabajar.

Sin embargo, indicó que la suma no compensa las necesidades básicas de alimentación de una familia y algunas están conformadas por más de cinco personas. “A nivel emocional podría generar una sensación de confianza y estímulo para quedarse en casa”, anotó.

Sostiene que esto permitirá al Estado contar con un mapa de personas que requieren de políticas públicas permanentes. (I)

Gobierno habilitó 10 mil puntos de pago 


El cobro único del bono se puede realizar en los 10.200 puntos de pago en todo el país, a través de la red financiera nacional que incluye corresponsales no bancarios como Banco del Barrio, Tu Banco Banco, Mi Vecino, Banco Aquí, que funcionan en tiendas, farmacias o pequeños supermercados.

El método de pago se lo hará similar a la primera fase. Por ejemplo, si el número de cédula del beneficiario termina en 1 podrá cobrar ya sea el primero, el 11 o el 21.

Los beneficiarios de la primera etapa que no pudieron cobrar durante abril también podrán acceder al cobro único de $ 120.

Las personas interesadas podrán consultar si son beneficiarias de la segunda etapa del Bono de Protección Familiar por la Emergencia, en la página web: www.inclusion.gob.ec desde el 30 de abril y también informarse del lugar de cobro más cercano a su casa.

Es importante mencionar que se exceptúan del cobro de este bono personas que cuenten con seguridad social contributiva. Además, el decreto dispone que si en el núcleo familiar algún miembro es beneficiario de los bonos y pensiones de las Transferencias Monetarias que otorga el Ministerio de Inclusión Económica y Social (Mies) no se hará acreedor de este bono.

Los ciudadanos que pueden acceder al bono, como lo dispone el decreto, son aquellos cuyos ingresos son menores al valor equivalente a una canasta familiar básica o que ganen menos de $ 400.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP