La Senescyt financia el estudio que arrancó en 2008

60 nuevas especies lleva el proyecto 'Arca de Noé'

- 13 de junio de 2016 - 00:00
En el parque nacional Llanganates se hizo la colecta y el descubrimiento de las 2 nueves especies de ranas.
Cortesía: Santiago Ron

Investigadores de la PUCE y la EPN participan en el hallazgo, sobre todo, de anfibios y reptiles en los parques nacionales.

Sesenta nuevas especies, en su gran mayoría anfibios y reptiles; así como más de 100 publicaciones entre revistas indexadas y arbitradas, son parte de los frutos que hasta el momento cosecha el programa ‘Arca de Noé’, que impulsa la Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt) desde 2008.

En este proyecto, del que son parte la Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y la Escuela Politécnica Nacional (EPN), también se descubrieron nuevas especies de plantas como la Swartzia yasuniensis y la Swartzia decidua, así como una de hongos denominada Ganoderma ecuadoriense.

“El apoyo que nos brindan a través de este programa es muy valioso porque nos permite establecer un inventario de la biodiversidad existente en el país que es una ventaja del Ecuador comparado con otros lugares y del que se debe sacar provecho”, indicó Santiago Ron, biólogo y curador de reptiles.

Su compañero de travesía, Omar Torres, que al momento se encuentra fuera del país también, ha puntualizado la importancia de este apoyo. “Sin estos recursos no podríamos avanzar de la manera que lo hemos hecho. La universidad nos ha apoyado siempre, pero sin el proyecto de la Senescyt todo hubiese sido más lento”, refirió en su momento Torres.

Ron reconoce que en esta primera tarea, la determinación de la evolución y clasificación es fundamental para emprender más adelante la utilización de la información genética que han descubierto en beneficio incluso de nuevas medicinas y de productos internacionales que se expenden y que fueron elaborados con materia prima ecuatoriana.

“Al momento estamos enfocados en realizar el inventario sobre todo de animales y en un segundo momento -con otro tipo de investigadores- se profundizará en el uso que se puede hacer de ese material genético”, reiteró Ron.

El proyecto ‘Arca de Noé’ está en la tercera fase, que comprende el estudio de nuevas especies en los 4 parques de la región oriental: Podocarpus, Sangay, Llanganates y Yacuri. “Si todo va bien y los recursos llegan como se planificó, este año terminaríamos esta fase”, dijo Ron, quien aclaró que la guía de la Senescyt ha permitido identificar de forma correcta las especies a través de un estudio genético y no solo morfológico.

El curador considera un gran avance todo lo actuado, sin embargo reitera que aún falta mucho por hacer. “La diversidad del país es extensa. Falta mucho aún por conocer y saber realmente todo lo que tenemos en plantas y animales”, añadió.

Los últimos descubrimientos de este programa, que inició en 2008, son dos ranas del género Pristimantis que se caracterizan por tener un desarrollo directo. “No tienen un estado larval, ni atraviesan por un proceso de metamorfosis, sino que salen directamente del huevo. Este género tiene una morfología muy peculiar”, comentó María José Navarrete, estudiante de la Universidad Católica que lideró esta investigación como parte de su tesis de carrera en Ciencias Biológicas.

Las nuevas especies fueron bautizadas como Cutín de los Llanganates (Pristimantis Llanganatis) y Cutín de Yánez (Pristimantis Yanezi), esta última en honor al director del museo ecuatoriano de Ciencias Naturales, Mario Yánez, quien ha realizado una importante contribución al estudio de anfibios en el Ecuador. “Tienen una apariencia única, pues su piel aparenta estar cubierta de espinos que le servirían como camuflaje para pasar desapercibido ante sus depredadores”.

Según Ron, estas especies tienen un color verde que se asemeja al ambiente en el que viven (bosque montano caracterizado porque existe musgo sobre los árboles), por lo que les resulta muy fácil camuflarse entre la vegetación del lugar. “No pasan de los 3 cm de diámetro”.

Reserva de genomas

Ron puntualizó que en la Universidad Católica existe una gran colección de genomas animales, considerada la más grande de Sudamérica. “Tenemos más de 40 mil tejidos entre mamíferos, anfibios, reptiles, peces, etc, en ultracongeladoras a -80°C que garantizan que las muestras puedan ser estudiadas en cualquier momento sin alterarse. Eso serviría para hacerse nuevas investigaciones”. (I)

DATOS

Las muestras de tejidos de las plantas y los animales se las almacena siguiendo parámetros internacionales en tubos de vidrio en ultracongeladoras.      

Ecuador es considerado el tercer país en albergar a la anfibiofauna más numerosa del mundo, con más de 550 especies. Solo superado por Colombia y Brasil, que tienen superficies territoriales más extensas.

En cuanto a reptiles, está entre los 10 países que mayor diversidad presentan en el mundo por número de especies, con 453 y lidera el listado si se considera su área, pues existen 3 tipos por cada 2.000 Km2.

Las especies de reptiles incluyen 32 especies de tortugas, 5 cocodrilos y caimanes, 3 anfisbénidos, 190 lagartijas, y 224 culebras, tres de las cuales fueron descubiertas este año por el biólogo Omar Torres.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: